Francisco Javier Ruiz-Mateos: "Que digamos que es mi padre, no es una estrategia procesal, es la verdad"

Publicado 19/05/2017 15:38:16CET

PALMA DE MALLORCA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

"Que digamos que es mi padre, no es una estrategia procesal, es la verdad", ha dicho Francisco Javier Ruiz-Mateos, uno de los hijos del empresario José María Ruiz-Mateos, que ha declarado este viernes en el juicio por la presunta estafa por la compra de los hoteles Beverly Playa en Paguera (Mallorca) y Beverly Park en Maspalomas (Gran Canaria).

Ruiz-Mateos, que tiene dos condenas por alzamiento de bienes, ha expresado que si él y sus hermanos han responsabilizado a su padre por esta operación durante el juicio es porque esto es así. "Que parecemos tontos diciendo que papá, que papaíto; no tenemos que ponernos de acuerdo en cómo defendernos", ha manifestado visiblemente indignado.

Así, ha dicho que "no tiene por qué mentir a nadie" y que confiaba en su padre. Respecto a la firma de los avales por la compra de los hoteles ha asegurado que los firmó por tres razones: "Lo piden los vendedores, absoluta confianza en la legalidad de la operación y por la trayectoria de mi padre durante 60 años". Posteriormente, ha dicho que "a día de hoy, no avalaría una operación de Nueva Rumasa".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies