El juicio de Huertas contra Podemos queda visto para sentencia y la Fiscalía no pedirá su reingreso

 

El juicio de Huertas contra Podemos queda visto para sentencia y la Fiscalía no pedirá su reingreso

Xelo Huertas en juicio
EUROPA PRESS
Publicado 04/05/2017 16:26:45CET

PALMA DE MALLORCA, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Primera Instancia número 14 de Palma ha dejado visto para sentencia el juicio en el que la ex presidenta del Parlament y ex diputada de Podemos, Xelo Huertas, pedía su reingreso en esta formación, tras la presentación de la conclusiones por parte de su defensa, Podemos y del Ministerio Fiscal, parte esta que no solicita su ingreso.

Huertas fue expulsada de Podemos después de que manifestara en un chat interno de la organización su intención de no votar a los Presupuestos Generales de Baleares para 2017 si no se renovaba el convenio del CSIC con el colaborador de la formación, Daniel Bachiller. A pesar de esto, finalmente votó a favor de las cuentas autonómicas.

El Ministerio Fiscal no ha alterado sus conclusiones y por lo tanto no solicitará el reingreso de Huertas en la agrupación. Así, señala que ha quedado reflejado que Huertas exteriorizó "un acto de voluntad, algo que trasciende la exteriorización de las opiniones" por lo que no da por vulnerado este derecho fundamental.

Respecto al derecho a la igualdad, la Fiscalía ha señalado que "no se ha podido determinar" que la conducta del actual presidente del Parlament, Baltasar Picornell, que manifestó su apoyo emocional a Bachiller fuese la misma que la de Huertas".

Por su lado, la defensa de Huertas mantiene que como esta no votó en contra de los Presupuestos está "amparada por la libertad de expresión" y ha justificado que sus manifestaciones, que se dieron en el marco de "los órganos internos", iban en relación a que "se estaban incumpliendo los 'Acords pel Canvi' en políticas de I+D+i" y no en apoyo de Bachiller.

Así, ha alegado que en su caso se ha producido "indefensión" y que "la expulsión no es correcta ya que no hay razón alguna para abrir el expediente y se vulneran los derechos a la libertad de expresión" y "el derecho de participación ciudadana".

Para la defensa de Podemos no queda probado que se haya vulnerado su derecho a la libertad de expresión porque lo expresado por Huertas era una intención. "No es lo mismo decir que no me gusta el Parlament que decir: voy a quemar el Parlament", ha puesto como ejemplo.

Según la abogada de la formación morada, "es incierta la conclusión de lo que se debatía en el chat fuera el voto interno de los Presupuestos sino que se hablaba del voto en sede parlamentaria".

HUERTAS: "PODEMOS ME TENÍA GANAS DESDE HACÍA TIEMPO"

En su intervención, la ex presidenta del Parlament y ex diputada de Podemos, Xelo Huertas, ha manifestado que desde su antigua formación le "tenían ganas desde hacía tiempo" y que así como utilizaron "lo de Bachiller, hubieran aprovechado cualquier pretexto" para expulsarla.

De esta manera, considera que el motivo real de la expulsión era que la "querían quitar de en medio". "Había un rumor en el que se decía que yo quería ser secretaria general", cosa que no es cierta; me lo preguntaron en diversas ocasiones y en todas dije que no", ha relatado.

Huertas ha negado que su negativa inicial a los presupuestos estuviera motivada por defender los intereses particulares del investigador del CSIC y colaborador de Podemos, Daniel Bachiller, sino que estaba relacionada con "el incumplimiento de los acuerdos de gobernabilidad" y "en defensa del interés general" porque con el fin del convenio entre el CSIC y el laboratorio de Bachiller "se disminuía la inversión en I+D+i", algo pactado con los partidos en el Govern.

Asimismo, distintos testigos, que acabaron dimitiendo del CCA de Baleares, han coincido con en esta versión y han recalcado que su negativa estaba relacionada con anteriores incumplimientos del Ejecutivo autonómico de los 'Acords pel Canvi' y no con el laboratorio de Bachiller.

Por su lado, el ex miembro de Podemos, Daniel Bachiller, ha señalado que la representante del área legal de esta formación, Aina Díaz, le dijo, antes de iniciar el expediente sancionador para valorar la expulsión de Xelo Huertas y Montserrat Seijas del partido, que estas "llevaban tiempo conspirando y que las iban a echar". La propia Díaz, que participa como abogada defensora de Podemos en el juicio, ha dicho, tras acabar la intervención de Bachiller que esta afirmación "es mentira".

ALEJANDRO LÓPEZ: "HUERTAS INTENTÓ COACCIONAR"

En otro sentido, el secretario de Organización de Podemos en Baleares, Alejandro López, ha aseverado que Huertas "intentó coaccionar" al Consejo Ciudadano autonómico (CCA) para que votasen en contra de los presupuestos. Según ha dicho, Huertas llegó a decir en una reunión del 31 de octubre, de la que no hay acta, que "votase quien lo votase" no apoyaría los presupuestos autonómicos.

En este punto, desde Podemos se defiende que Huertas se quería saltar la voluntad de la Asamblea Ciudadana y poner en peligro los presupuestos. Por parte de Huertas se dice que su negativa se enmarca dentro de las conversaciones dentro del partido. "En ningún momento dije que desoiría a ningún órgano de partido", ha dicho.

López ha remarcado que por estos hechos la ahora diputada del grupo mixto le "animó" a abrirle "un expediente sancionador". "Puedes empezar el correo de mi expulsión, me voy al grupo mixto a cobrar más", ha dicho López que le indicó Huertas ya que, según ha comentado, "para ella lo natural era defender al compañero antes que el interés general".

INSTRUCCIÓN

Joan Canyelles, que fue el instructor del expediente sancionador que acabó con la expulsión de Xelo Huertas de Podemos ha señalado que durante su elaboración no habló con ella pero que esta "pudo presentar toda la prueba que quiso" y "solo presentó chats de Telegram y alegaciones".

Canyelles ha recalcado que "en sus alegaciones" Huertas "no negaba lo que había dicho, sino que dice que lo ha dijo en broma, que no era tan rotundo, en definitiva, tiraba balones fuera", ha remarcado.

Por su lado, otro testigo que actualmente es miembro de la Comisión de Garantías estatal de Podemos ha aseverado que el expediente se tramitó según marcaban los estatutos de la formación.

Asimismo, un testigo miembro del CCA ha manifestado en sentido similar al de López que se "sintió incomodo y amenazado" por las declaraciones de Huertas. "Tras la reunión del 31 de octubre, hubo personas que salimos escandalizadas porque se estaba jugando con el futuro de un millón de personas", ha dicho.

Por su parte, otro miembro actual del CCA, ha dicho que también se sintió coaccionado y ha dejado ver que el actual presidente del Parlament, Baltasar Picornell, se manifestó en un sentido similar al de Huertas al decir "total solidaridad con Bachiller" en el mismo chat.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies