El alcalde de Ashkelon prohíbe contratar a trabajadores árabes

Actualizado 05/12/2014 21:39:27 CET

La medida ha sido critica por Netanyahu, que argumenta que no se puede actuar contra toda una comunidad por una minoría "violenta"

JERUSALÉN, 20 Nov. (Reuters/EP) -

El alcalde de la localidad israelí de Ashkelon, Itamar Shomini, ha anunciado este jueves que va a imponer una prohibición parcial en la contratación de trabajadores árabes en la ciudad por motivos de seguridad, tras los últimos ataques perpetrados por palestinos contra ciudadanos israelíes.

En su página de la red social Facebook, el alcalde de Ashkelon ha dicho que va a prohibir "hasta nuevo aviso" la contratación de trabajadores árabes para construir refugios antibomba en las guarderías de esta localidad, que tiene 113.000 habitantes y que está cerca de la Franja de Gaza.

Además, ha anunciado que colocará guardias en unas 40 escuelas preescolares próximas a obras en las que hay personal árabe trabajando. Muchos de los trabajadores israelíes de la construcción proceden de la comunidad árabe, que supone un 20 por ciento de la población del país. Varios altos cargos gubernamentales han criticado el decreto de Shimoni, incluido el primer ministro del país, Benjamin Netanyahu.

REACCIÓN DE NETANYAHU

En un comunicado, el 'premier' ha afirmado que "en Israel no hay lugar para la discriminación contra los ciudadanos árabes" y ha dejado claro que "toda una comunidad" no debe ser culpada por los crímenes de una "pequeña y violenta minoría".

La ministra de Justicia israelí, Tzipi Livni, ha contado que ha pedido a la Fiscalía General que estudie la decisión del alcalde de Ashkelon, que ha llegado dos días después de que dos palestinos armados con cuchillos y hachas asesinaran a cinco personas en una sinagoga de Jerusalén.

Shimoni ha advertido de que no teme que le denuncien por su decreto. "Quien piense que esto es ilegal puede llevarme al Tribunal Supremo", ha afirmado, en declaraciones a la cadena de televisión Canal 2. "En este momento, prefiero ser llevado al Tribunal Supremo y no, Dios lo impida, ser llevado a un funeral de niños de guardería", ha asegurado.

Este jueves, el ministro de Seguridad Pública israelí, Yitzhak Aharonovitch, ha ordenado rebajar los controles sobre pistolas para que los guardias puedan llevarlas cuando no están de servicio. Además, se darán permiso para que los guardias y militares retirados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies