Arabia Saudí anuncia la muerte de una persona buscada por las autoridades en un tiroteo en Awamiya

Publicado 13/03/2017 0:16:47CET

Residentes afirman que se trataba de un peatón y agregan que el sospechoso se ha fugado

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Arabia Saudí ha anunciado este domingo la muerte de una persona que figuraba en la lista de buscadas por las autoridades durante una operación en la localidad de Awamiya, situada en el este del país.

Un portavoz del Ministerio del Interior ha asegurado que el hombre murió en un tiroteo después de que abriera fuego contra varios agentes que le buscaban en una zona de viviendas abandonadas.

El fallecido ha sido identificado como Walid Talal Alí al Aridh, quien, según la versión de las autoridades, resultó herido en el tiroteo y murió posteriormente en el hospital.

El portavoz ministerial ha asegurado que la operación se saldó sin muertos ni heridos entre las fuerzas de seguridad, según ha informado la agencia estatal saudí de noticias, SPA.

Sin embargo, residentes citados por la agencia británica de noticias Reuters han afirmado que Al Aridh era un peatón que se encontraba en la zona, añadiendo que otras siete personas resultaron heridas y resaltando que el sospechoso al que buscaban las autoridades se dio a la fuga.

El viernes, las fuerzas de seguridad anunciaron la muerte en un tiroteo de Mustafá Alí Abdulá al Madad, descrito por las autoridades como un fugitivo acusado de terrorismo.

Al Madad llevaba meses en busca y captura, acusado de estar implicado en "una serie de crímenes de terror en contra de ciudadanos y personal de seguridad". El fugitivo ha sido abatido en la gobernación de Qatif, donde se encuentra Awamiya.

Awamiya es la ciudad natal del clérigo chií Nimr al Nimr, uno de los más críticos con el Gobierno saudí y una de las caras de las protestas desencadenadas en 2011 contra las autoridades para pedir más democracia y en protesta contra la discriminación que sufre esta comunidad en el país, que han tenido su epicentro en Qatif.

Al Nimr fue ejecutado en enero de 2016, lo que desencadenó nuevas protestas y la ruptura de las relaciones entre Arabia Saudí e Irán después del asalto contra la Embajada saudí en Teherán y el consulado del país árabe en la localidad iraní de Mashhad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies