Las autoridades bloquean las carreteras de acceso a Islamabad por manifestaciones a favor de la blasfemia

Contador
Protesta de activistas islamistas en las calles de Islamabad, la capital.
REUTERS / FAISAL MAHMOOD
Publicado 10/11/2017 14:20:24CET

RAWALPINDI (PAKISTÁN), 10 Nov. (Reuters/EP) -

Las autoridades de Pakistán han bloqueado este viernes las carreteras de acceso a la capital, Islamabad, después de que el partido islamista Tehrik-e-Labaik, defensor de leyes muy estrictas en materia de blasfemia, haya organizado una manifestación multitudinaria para solicitar la dimisión del ministro de Justicia, Zahid Hamid, al que consideran un "blasfemo".

Decenas de ciudadanos han sido condenados a pena de muerte por haber insultado al profeta islámico Mahoma, aunque aún no se ha producido ninguna ejecución. La blasfemia --ofensas vertidas contra Dios o contra autoridades religiosas-- se considera delito en Pakistán.

Más de 500 personas simpatizantes del partido Tehrik-e-Labaik, también conocido como movimiento de los seguidores del profeta, se han manifestado y se han subido sobre varios camiones, asegurando que darían la vida por defender las leyes de Pakistán en materia de blasfemia.

La marcha, de unos 400 kilómetros, inició en la ciudad de Lahore, ubicada en el noreste del país. "Aparece inmediatamente ante nosotros y pide perdón", ha exigido uno de los manifestantes haciendo alusión al ministro de Justicia. Un abogado del Tribunal Supremo ha declarado que Hamid "insultó las leyes de blasfemia y eso se castiga con la muerte".

El partido gobernante en Pakistán, Liga Musulmana de Pakistán-Nawaz (PML-N), votó hace un mes a favor de introducir pequeñas modificaciones en la ley. Durante la propuesta de estos cambios se lanzaron acusaciones de blasfemia contra partidos religiosos, algo que el Gobierno se apresuró a corregir ofreciendo una disculpa ante el Parlamento y aseguró que aquello había sido un error "clerical".

Sin embargo, el Tehrik-e-Labaik consideró que esta disculpa era insuficiente y organizó una manifestación de protesta. Durante dicha protesta los servicios de transporte público quedaron bloqueados. "Soy dueño de una sastrería y no he pude ir a he podido ir a trabajar hoy", ha contado Mohammad Altaf. "He perdido las ganancias de un día, ha lamentado.

Esta formación se convirtió en la tercera fuerza política en la elecciones regionales celebradas en la ciudad de Lahore. Hace un mes, el partido ganó cerca del ocho por ciento de votos en la ciudad de Peshawar. El crecimiento en la intención de voto del Tehrik-e-Labaik podría convertirse en una amenaza para el PML-N de cara a las elecciones de 2018.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies