Ban alerta de que el abandono del TPI puede enviar "un mensaje equivocado"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Ban alerta de que el abandono del TPI puede enviar "un mensaje equivocado"

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon
PIERRE ALBOUY/REUTERS
Publicado 28/10/2016 19:02:53CET

NUEVA YORK, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha lamentado este viernes la decisión de Sudáfrica, Burundi y Gambia de abandonar el Tribunal Penal Internacional (TPI) y ha alertado de que sus salidas podrían enviar "un mensaje equivocado".

"En los últimos días tres países africanos han expresado su intención de retirarse del TPI. Rechazo este paso, que podría enviar un mensaje equivocado sobre su compromiso con la Justicia", ha dicho Ban ante el Consejo de Seguridad.

Ban ha negado el argumento de que el TPI se centra en juzgar a líderes africanos "a pesar de las evidencias sobre crímenes en otras partes del mundo". A este respecto, ha recordado que no todos los países son parte del Estatuto de Roma y que incluso los que lo son no lo apoyan plenamente.

El jefe de la ONU ha puesto en valor lo que costó crear el TPI y las "rompedoras" convicciones jurídicas que ha contribuido a forjar en el ámbito internacional, a pesar de "las limitaciones", señalando entre ellas la duración de los procesos.

"Los desafíos se abordan mejor, no reduciendo el apoyo al TPI, sino fortaleciéndolo", ha afirmado. "Prevenir futuras atrocidades, administrar justicia y defender las leyes de la guerra en todo el mundo son prioridades demasiado importantes como para retroceder en la rendición de cuentas que tanto trabajado nos ha costado construir", ha enfatizado.

Sudáfrica y Burundi han iniciado ya el proceso para denunciar el Estatuto de Roma --tratado fundacional del TPI--, mientras que Gambia ha anunciado planes similares, en los tres casos por considerar que La Haya está obsesionada con los líderes africanos.

El TPI nace tras años de tensas discusiones el 17 de julio de 1998 con el Estatuto de Roma y comienza su andadura el 1 de julio de 2002 con el mandato de juzgar a los responsables de crímenes de guerra, lesa humanidad y genocidio.

Actualmente cuenta con 124 miembros sobre los que despliega su jurisdicción, si bien es posible que actúe en países que sin ser miembros se lo permitan y, en todo caso, por mandato del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Desde su puesta en marcha ninguno de sus miembros lo ha abandonado, por lo que las salidae de Sudáfrica, Burundi y Gambia --que se consumarán en 2017-- serán las primeras de su historia. La Haya teme que otros países africanos puedan seguir este ejemplo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies