Una banda de heavy musulmana y femenina de Indonesia desafía todos los estereotipos

Concierto del grupo de heavy Voice of Baceprot
STRINGER . / REUTERS
     
Actualizado 30/05/2017 10:58:08 CET

GARUT (INDONESIA), 30 May. (Reuters/EP) -

Las tres adolescentes integrantes de la banda de heavy indonesia VoB, Voice of Baceprot (Voz Ruidosa), salen a tocar en los conciertos con la cabeza cubierta con un hiyab o pañuelo musulmán, pero sus letras y su actitud rompen con todos los estereotipos tradicionales de la mujer musulmana sumisa.

El grupo se formó en 2014, cuando las tres se conocieron en un colegio de Java Oriental, la región más poblada de Indonesia, y reivindican que por el hecho de llevar hiyab no quieren renunciar a ser estrellas del metal.

"Creo que hay que apoyar la igualdad de género porque siento que aún sigo explorando mi creatividad sin renunciar a mis obligaciones como mujer musulmana", ha explicado la guitarrista y cantante Firdda Kurnia, de 16 años.

Recientemente fueron invitadas a tocar en una graduación de otro colegio y su música enseguida consiguió que los participantes se pusieran a bailar y a realizar el movimiento de cabeza característico del heavy.

"No veo nada malo en ello", ha explicado una de las asistentes al concierto, Teti Putriwulandari Sari. "No hay ninguna ley que prohíba a las mujeres con hiyab tocar música dura", ha añadido. "También tiene que ver con los Derechos Humanos. Si una chica musulmana tiene talento para tocar la batería o la guitarra, ¿por qué no se lo van a permitir?", ha argumentado.

El grupo toca versiones de grupos consagrados como Metallica o Slipknot, pero también tienen sus propios temas que hablan de cuestiones como la situación de la educación en Indonesia.

El 90 por ciento de los 250 millones de habitantes de Indonesia son musulmanes y la mayoría practican una versión moderada de esta religión, aunque hay regiones más conservadoras, como la de Garut, donde nació el grupo.

No todos los vecinos de Garut creen que la sociedad esté preparada para VoB y su música. "Es extraño ver a un grupo de niñas con hiyab tocando heavy metal. Ni siquiera es normal ver a mujeres gritando", ha apuntado un profesor de una escuela islámica de la localidad, Muhammad Sholeh.

Una estudiante de esta escuela, Maudya Mulyawati, va un poco más allá y cree que las chicas deberían dedicarse al Salawat, un género musical para alabar al profeta Mahoma.

Para Nur Khamim Djuremi, secretario general de la Sección de Arte y Cultura Islámica del Consejo de Ulemas de Indonesia, el grupo incurre en un cierto "choque cultural" en esta zona de tradiciones arraigadas, pero ha apuntado que no cree que suponga una ofensa para los valores islámicos. "Creo que es una muestra de la creatividad de los adolescentes", ha señalado Djuremi.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies