Barnier espera trasladar a "finales de enero" las bases del divorcio del Brexit a un texto legal vinculante

Michel Barnier
REUTERS / YVES HERMAN
Publicado 13/12/2017 13:54:04CET

BRUSELAS, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El negociador de la Unión Europea para el Brexit, Michel Barnier, se ha comprometido este miércoles ante el pleno del Parlamento Europeo ha someterles "a finales de enero" el proyecto de acuerdo de divorcio del Brexit, que recogerá en un texto legal las bases del divorcio pactadas la semana pasada entre Londres y el bloque comunitario.

"Hemos hecho un trabajo serio, metódico, que será la base de lo que trasladaremos a derecho en el proyecto de Tratado. Mi intención es poner sobre su mesa antes de finales de enero ese borrador", ha indicado Barnier en un debate con los eurodipitados en Estrasburgo (Francia).

El negociador europeo ha explicado los detalles del compromiso pactado la pasada semana en Bruselas con la primera ministra británica, Theresa May, y que sienta las bases de las condiciones de salida que afectan a tres asuntos clave: los derechos de los ciudadanos, la factura de salida para Londres y las garantías de que no habrá una frontera estricta en el Úlster.

El excomisario francés ha avisado de que no se está "al final del camino", sino que queda trabajo por hacer para "aclarar" cuestiones técnicas del pacto y para profundizar en otras que requerirán más negociación, por lo que su equipo "seguirá vigilante" de que se cumplen los compromisos alcanzados.

También ha querido subrayar que May se comprometió con lo acordado el pasado viernes "en nombre del Gobierno británico, de todo el Gobierno británico", en un intento por rebajar la tensión por las declaraciones del negociador de Reino Unido, David Davis, quien definió el principio de acuerdo como una simple "declaración de intenciones".

Varios de los grupos políticos en la Eurocámara, de hecho, han intervenido en el debate para expresar su apoyo a lo negociado por Barnier, pero avisando de que May debe confirmar el valor "vinculante" del entendimiento.

"No aceptaremos ningún paso atrás con respecto al informe conjunto (que resume el acuerdo sobre las tres prioridades). Esos avances constan en acta, deberán ser traducidos rápidamente en un acuerdo de salida jurídicamente vinculante", ha zanjado Barnier.

En este contexto, el negociador europeo ha valorado que se ha cumplido el objetivo de dar los "avances suficientes" como para dar el paso a la segunda fase de las negociaciones, lo que permitirá establecer un periodo transitorio --"corto y definido"-- y discutir sobre el marco futuro de las relaciones cuando Reino Unido sea país tercero.

A falta de que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE den luz verde este viernes a pasar a la segunda etapa de las conversaciones, Barnier ha defendido que las bases del divorcio permiten afrontar de manera "más serena" lo que resta de negociaciones.

El objetivo de la Unión Europea a 27 es que en enero se cuente ya con las reglas para el periodo de transición, que Londres quiere de dos años, y que en el mes de marzo el bloque adopte sus líneas rojas con respecto a las relaciones futuras.

"Será la primera vez en la historia de las negociaciones comerciales europeas en las que trabajaremos para controlar la divergencia, más que para alentar la convergencia", ha declarado Barnier al respecto.

Un especial cuidado que será necesario para evitar que las divergencias regulatorias den a Reino Unido "instrumentos de dumping" que perjudiquen los intereses de la UE, ha añadido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies