Birmania acepta que se reanude el envío de ayuda humanitaria al estado de Rajine

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Birmania acepta que se reanude el envío de ayuda humanitaria al estado de Rajine

Niños de la minoría Rohingya en un campamento de refugiados en Sitttwe
STRINGER . / REUTERS
Publicado 03/11/2016 17:43:42CET

SITTWE (BIRMANIA), 3 Nov. (Reuters/EP) -

Las autoridades de Birmania han aprobado que se reanude el envío de ayuda humanitaria al estado de Rajine, en el norte del país, y han aceptado la presencia de observadores a nivel internacional en la zona para garantizar que la población desplazada por la violencia recibe la atención necesaria.

Varios diplomáticos, incluidos los embajadores de Estados Unidos y Reino Unido, así como varios representantes de la ONU en el país, han instado al Gobierno birmano a poner en macha una "investigación creíble e independiente" en relación con los ataques que tuvieron lugar el 9 de octubre contra las fuerzas de seguridad del país.

La misión internacional acudió al estado de Rajine y visitó varias localidades de la zona, aunque no pudo acudir a las áreas en las que se han registrado un mayor número de ataques contra civiles por parte de las Fuerzas Armadas en represalia por lo sucedido el mes pasado.

"Hay unas cuatro localidades de las cuales, aparentemente, la gente ha huido", ha indicado el embajador de Estados Unidos, Scot Marciel. "Hemos hablado con dos grupos de residentes, los cuales han sido incapaces de obtener alimentos durante un tiempo. El Gobierno ha aceptado reanudar el envío de ayudas a esas zonas, lo que supone un gran paso", ha añadido.

El Ejército ha desplegado un gran número de efectivos en la región desde que se produjo el ataque el 9 de octubre, cuando nueve agentes de la Policía murieron en los puestos fronterizos de la zona. Desde entonces, el Gobierno ha confirmado la muerte de cinco militares y unos 33 milicianos en el marco de las operaciones llevadas a cabo por las Fuerzas Armadas tras lo sucedido.

Los residentes y grupos de defensa de los Derechos Humanos han acusado a las fuerzas de seguridad de violar y ejecutar a residentes, así como de prender fuego a varias viviendas. La premio Nobel de la Paz y consejera de Estado, Aung San Suu Kyi, ha negado en reiteradas ocasiones que los abusos hayan tenido lugar.

LA AYUDA LLEGARÁ

La coordinadora de Asuntos Humanitarios de la ONU en Birmania, Renata Lok Dessallien, ha señalado que el Gobierno ha asegurado a los diplomáticos que la ayuda llegará a las 15.000 personas que, según las autoridades, se han desplazado desde el 9 de octubre.

"Hemos pedido que se admita la presencia de observadores para garantizar la correcta distribución de las ayudas, y el Gobierno ha aceptado. También ha estado de acuerdo en permitir que los programas de ayuda que fueron cancelados el 9 de octubre se reanuden", ha informado Dessallien.

Al menos un millón de musulmanes rohingya en el país no poseen la nacionalidad birmana. Según la mayoría budista, los rohingya, una minoría marginada, constituyen un grupo de inmigrantes ilegales procedentes Bangladesh.

Los diplomáticos que han visitado Rajine han señalado que el objetivo es resaltar la importancia de la transparencia política y del acceso de la ayuda humanitaria a la zona. "No tenemos esa capacidad, por eso creemos que es relevante que se abra una investigación independiente que pueda estudiar la situación en profundidad", ha indicado Marciel.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies