Bolivia acusa a Chile de querer someter a un juicio político a los nueve funcionarios detenidos en marzo

Heraldo Muñoz.
CANCILLERÍA DE CHILE
Publicado 25/05/2017 1:00:31CET

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, ha acusado este miércoles al Gobierno chileno de querer someter a un juicio político a los nueve funcionarios bolivianos detenidos en la frontera el pasado mes de marzo, arresto que ha incrementado la tensión entre los dos países.

El 'número dos' de Evo Morales ha hecho referencia con esta acusación a las declaraciones del ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, que en la víspera anunció que se había llegado a un principio de acuerdo entre la Fiscalía chilena y la defensa de los nueve para acortar el procedimiento judicial.

"La recomprobación de esta decisión política es que quien anuncia una propuesta de procedimiento acelerado es el canciller del poder ejecutivo, no el órgano judicial", ha criticado García Linera en rueda de prensa, según las declaraciones recogidas por la estatal Agencia Boliviana de Información (ABI).

"¿Qué más prueba que estamos ante un tipo de procedimiento político en contra de nuestros nueve compatriotas?", ha preguntado.

El presidente de la Cámara de Senadores de Bolivia, José Alberto González, confirmó el día anterior que la Justicia chilena había retrasado hasta el próximo 20 de junio la audiencia de apelación de los nueve detenido. Muñoz confirmó este retraso, si bien señaló que forma parte de un "principio de acuerdo" al que la Fiscalía y la defensa han llegado para buscar un procedimiento abreviado.

En este contexto, La Paz ha acusado a Santiago de manipular a la Justicia para realizar este tipo de acciones y ha vuelto a insistir en que la detención de los funcionarios tiene carácter político.

No obstante, el vicepresidente ha subrayado que la defensa de los bolivianos analizará la propuesta y que el Gobierno de Morales hará todo lo posible para que los nueve regresen al país.

MÁS DE DOS MESES DETENIDOS

El pasado 19 de marzo, nueve bolivianos --dos militares y siete empleados de la administración aduanera de Bolivia-- fueron detenidos en la frontera.

El Gobierno de Morales sostiene que los funcionarios estaban inspeccionando unos camiones chilenos en el lado boliviano de la frontera, porque tenían información de que transportaban mercancía de contrabando, cuando agentes de Carabineros intervinieron y les detuvieron.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ha desmentido esta versión y ha indicado que "las nueve personas detenidas estaban en territorio chileno cometiendo delitos". "Se habían robado uno y querían robarse nueve camiones con productos", dijo en una rueda de prensa.

Ambos países ya tuvieron una crisis recientemente porque, según Bolivia, las autoridades chilenas obligaron a retirar la bandera del consulado de Antofagasta, si bien La Moneda sostiene que en realidad no era una oficina consular.

La Paz y Santiago llevan semanas inmersos en una nueva escalada de tensión a causa de la presentación de la réplica de Bolivia a la memoria chilena en la disputa territorial que les enfrenta en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies