Boris Johnson denuncia el "Brexit a medias" que defiende May que convertirá a Reino Unido en "una colonia"

Boris Johnson
REUTERS / HANNAH MCKAY - Archivo
Actualizado 09/07/2018 23:53:58 CET

LONDRES, 9 (EUROPA PRESS)

El exministro de Asuntos Exteriores británico Boris Johnson, ha advertido en su carta de dimisión de que la propuesta de Brexit que defiende la primera ministra Theresa May como posición inicial para la negociación con Bruselas es un "Brexit a medias" y ha alertado que de tener éxito, convertiría a Reino Unido en una "colonia" de la UE. May ha respondido a la carta de Johnson diciéndole que "ha hecho lo correcto".

"Nos dirigimos hacia un estatus de colonia", sostiene Johnson en la carta. "El sueño del Brexit está muriendo, ahogado por unas dudas internas innecesarias", añade.

Además, reprocha que la posición pactada por el Gobierno británico para abrir las negociaciones supone en sí misma una rendición. "Lo que es quizá más perturbador es que este sea nuestro planteamiento inicial en las negociaciones. Estamos mandando a nuestra vanguardia a la batalla ondeando la bandera blanca", destaca.

La carta comienza con un afectuoso "querida Theresa" y en la misma recuerda que en el referéndum los británicos apoyaron el Brexit "con la promesa concisa y categórica de que si lo hacían recuperarían el control de su democracia". "Les dijeron que podrían gestionar su propia política migratoria, repatriar las sumas de dinero británico gastadas por la UE y, sobre todo, que podrían aprobar leyes de forma independiente y siguiendo el interés de del pueblo de este país", prosigue.

Sin embargo, reprocha a May que "hemos aplazado decisiones cruciales como los preparativos para una salida sin acuerdo y como consecuencia parece que nos dirigimos hacia un Brexit a medias con importantes sectores de la economía aún vinculados al sistema de la UE y sin control británico sobre ese sistema".

Así, se refiere al documento pactado el viernes por el Gobierno para una posición común para el inicio de las negociaciones con Bruselas para un Brexit pactado. "Ahora parece que en la apertura de nuestra negociación aceptamos que no vamos a poder hacer nuestras propias leyes. De hecho, parece que hemos ido hacia atrás desde (...) febrero", se lamenta.

Johnson pone como ejemplo las demandas para obligar a los camiones a bajar la cabina para mejorar la visibilidad y evitar el atropello de ciclistas, "pero a pesar de la terrible sucesión de muertes nos dijeron que tendríamos que esperar a que la UE legislara al respecto".

"En la práctica no existe un derecho birtánico de iniciativa que sea fácil. Si el Brexit es significativo, debería dar a los ministros y al Parlamento la opción de hacer las cosas de una manera diferente para proteger a la gente. Si un país no puede aprobar una ley para salvar vidas de ciclistas pese al apoyo del Gobierno británico a todos los niveles, entonces no veo cómo puede llamarse verdaderamente independiente a ese país", argumenta.

Así, se refiere a la disposición de Londres a adoptar normativa de la UE e incorporarla a la legislación nacional. "Estamos en la ridícula situación de tener que decir que debemos aceptar grandes cantidades de leyes de la UE sin cambiar una coma en pro de nuestra salud económica y sin tener ninguna capacidad de influir en el proceso de elaboración de estas leyes", apunta.

"En ese sentido, estamos verdaderamente encaminados a convertirnos en una colonia y mucha gente no verá las ventajas económicas ni políticas de esa situación", apostilla. Johnson especula incluso con que el acuerdo final alcanzado a partir del documento del viernes "podría haber más concesiones en inmigración o incluso puede que tengamos que pagar para acceder al mercado único".

El ya exministro reconoce que su postura estaba en minoría: "el Gobierno tiene una canción que cantar". Sin embargo, durante el fin de semana vio que la letra se le atravesaba en la garganta y por ello se decidió a dimitir.

Johnson ha presentado este lunes su dimisión para expresar su desacuerdo con el pacto anunciado el pasado viernes por el que supuestamente se garantizaba una unidad de criterio dentro del Gobierno de May de cara a la negociación de las condiciones del Brexit con Bruselas. También ha dimitido este lunes el ministro para el Brexit, David Davis.

RESPUESTA DE MAY

May ha respondido a Johnson también por carta y ha señalado que estaba "bastante sorprendida" por la dimisión, ya que habían pactado una posición común para el Brexit hacía apenas tres días.

"Lo siento y estoy un poco sorprendida por haber recibido (la carta) tras las fructíferas conversaciones que tuvimos el viernes en Chequers y la propuesta integradora y detallada que acordamos como Gobierno", ha explicado May.

"Si no puede usted aportar el apoyo que necesitamos para garantizar este acuerdo en provecho de Reino Unido, entonces lo correcto es que usted haya dimitido", ha apostillado la dirigente conservadora.

Contador