Bruselas dice que la lista de participantes a la cumbre con los Balcanes no está confirmada todavía

Publicado 27/03/2018 13:27:43CET

BRUSELAS, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha asegurado este martes que la lista de participantes a la cumbre entre la UE y los Balcanes occidentales, incluido Kosovo, prevista el 17 de mayo en Sofía todavía no está confirmada y ha rechazado valorar si cree que será un fracaso si el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, declina participar para no coincidir con el presidente de Kosovo, al que España no reconoce.

"La preparación de la cumbre sigue en marcha (...) No puedo confirmar la lista final de participantes", ha explicado en rueda de prensa la portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior, Maja Kocijancic, que no ha podido precisar si las invitaciones ya han sido remitidas.

"Se remitirán a los Estados miembro y a los socios de los Balcanes occidentales", ha explicado la portavoz, sin poder confirmar si las invitaciones se dirigirán al presidente del Gobierno español y al presidente kosovar, Hashim Thaçi.

La portavoz ha evitado valorar si la cumbre será un fracaso si Rajoy no participa en la cumbre por la política de no reconocimiento de España de Kosovo y se ha limitado a defender que "el compromiso del lado de la UE está ahí".

"La cumbre de Sofía traerá juntos a los líderes de la UE y de los Balcanes occidentales para demostrar el compromiso de trabajar juntos y en este contexto no tengo dudas de las conclusiones del Consejo Europeo en lo que respecta a la estrategia de los Balcanes que la Comisión ha presentado a principios de este año", ha remachado.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, confirmó el pasado viernes que iria a Sofía a la cena con sus homólogos de la UE, que tendrá lugar el día anterior, pero aclaró el nivel de representación que tendrá España en la cumbre formal con los Balcanes del día 17 en la que también participará previsiblemente el presidente kosovar, algo que el Gobierno decidirá "a la vista del formato, a la vista del proyecto de declaración".

El problema para España no es solo la presencia de Kosovo, sino la posibilidad de que en la cumbre se hable no solo de la relación de la UE con sus vecinos balcánicos, sino de las perspectivas de futura incorporación a la Unión, especialmente de Kosovo, algo que España rechaza de plano. España no ha reconocido la independencia unilateral de Kosovo, al igual que Grecia, Chipre, Rumanía y Eslovaquia.

Los líderes europeos aplazaron en todo caso a junio la discusión sobre la ampliación de la UE en su cumbre de la semana pasada.

Respecto a los altercados de este lunes en el norte de Kosovo, de mayoría serbia, Kocijancic ha asegurado que han "deplorado" unos acontecimientos que "van en contra de la normalización de las relaciones". "En este contexto, esperamos que Serbia, que está en negociaciones de adhesión con la Unión Europea, así como con Kosovo, que tiene un Acuerdo de Asociación y Estabilización, respeten plenamente, en letra y espíritu, los acuerdos alcanzados en el diálogo" facilitado por la UE para normalizar sus relaciones, ha remachado.

La Policía kosovar empleó gas lacrimógeno contra cientos de nacionalistas serbios concentrados en la ciudad de Mitrovica para arropar un acto sobre la mejora de las relaciones entre Kosovo y Serbia organizado por Belgrado y al que asistió el jefe de la oficina serbia para Kosovo, Marko Djuric, quien fue arrestado y posteriormente liberado por la Policía kosovar.