Bruselas pide más esfuerzo en el control de los documentos de viaje para frenar a los combatientes extranjeros

Publicado 08/12/2016 17:45:23CET

BRUSELAS, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha pedido este jueves un mayor control sobre los documentos de viaje que utilizan los viajeros al cruzar las fronteras de la Unión Europea, con el objetivo de que sean más difíciles de falsificar y frenar la entrada de los llamados "combatientes extranjeros", europeos que viajan a Siria e Irak para integrar las filas del Estado Islámico y regresan a Europa para atentar.

"Sabemos que los terroristas utilizan documentos de viaje falsos para moverse por la UE sin ser detectados", ha declarado el comisario de Seguridad, Julian King, que ha pedido a los Estados miembros y a las agencias europeas "trabajar juntos para mejorar la seguridad" de este tipo de documentos y para detectar antes el fraude.

A instancias de Francia, que desde los atentados de París en noviembre de 2015 alerta de la facilidad con la que se desplazan los yihadistas en territorio comunitario, Bruselas ha presentado ahora un "plan de acción" llamado a "cubrir las lagunas existentes" en materia de seguridad.

Así, el Ejecutivo comunitario plantea explorar fórmulas para hacer que los documentos de identidad y de viaje sean "más resistentes" al fraude y pide que se promueva el manual de la agencia europea de Policía (Europol) en esta materia.

Los Estados miembros deberán registrar sistemáticamente todos los documentos robados, extraviados, sustraídos o anulados en las bases de datos del Sistema de Información y Seguridad del área sin fronteras Schengen y otros como el de Interpol.

Además, insta a las autoridades nacionales a "perfeccionar" el intercambio de información y mejores prácticas en lo que a la expedición de documentos y registro de datos biométricos se refiere. Bruselas se compromete a organizar varios encuentros entre expertos de los 28 el próximo año.

También apela a la necesidad de que la Eurocámara y el Consejo agilicen la tramitación de herramientas en las que se trabaja, como la mayor seguridad en el formato uniforme de los visados y permisos de residencia para los nacionales de terceros países.

Bruselas ha adelantado, además, que trabaja en la posibilidad de presentar a finales de 2017 una propuesta para elevar la seguridad de los documentos de identidad y residencia de los ciudadanos de la UE, frente a los riesgos de fraude y falsificación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies