Cavusoglu cree que la participación de fuerzas chiíes en la toma de Mosul traerá problemas

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Cavusoglu cree que la participación de fuerzas chiíes en la toma de Mosul traerá problemas

Columna del Ejército iraquí al sur de Mosul
MINISTERIO DE DEFENSA IRAK
Publicado 07/10/2016 15:17:39CET

ANKARA, 7 Oct. (Reuters/EP) -

El ministro de Asuntos Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, ha manifestado que la participación de milicias chiíes en las operaciones militares previstas para expulsar a los milicianos del grupo terrorista Estado Islámico de la ciudad iraquí de Mosul "traerá problemas".

La tensión entre Bagdad y Ankara ha aumentado recientemente debido a la presencia de efectivos del Ejército turco en territorio iraquí, principalmente en el campo de Bashiqa, donde los militares entrenan a milicianos suníes y a las fuerzas de seguridad del Kurdistán iraquí (peshmerga) de cara a la batalla para recuperar Mosul.

"Los efectivos a los que hemos estado entrenado en el campo de Bashiqa son la propia gente de Mosul y su participación es importante para que la operación se realice con éxito", ha indicado Cavusoglu durante una rueda de prensa en Ankara.

"Involucrar a las milicias chiíes sólo traerá problemas, no paz", ha aseverado el ministro, que ha añadido que Turquía está preparada para apoyar la ofensiva. El Parlamento turco aprobó la semana pasada extender la misión del Ejército en Irak, donde tiene desplegados unos 2.000 militares para "combatir a las organizaciones terroristas", tal y como han anunciado fuentes oficiales.

El Gobierno iraquí, que espera que las fuerzas chiíes estén en primera línea de combate, ha condenado la decisión. El primer ministro de Irak, Haider al Abadi, ha advertido a las autoridades turcas de que están corriendo el peligro de provocar una guerra a nivel regional y ha solicitado una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU para debatir el asunto.

Las operaciones para la toma de Mosul, que se encuentra en manos de Estado Islámico desde 2014, podrían comenzar en las próximas semanas. La ONG Human Rights Watch (HRW) ha cuestionado también la participación de las fuerzas chiíes debido a los crímenes de guerra cometidos por las milicias en el marco de previas ofensivas.

"Los miembros de las Fuerzas de Movilización Popular deberían estar entre aquellos a los que se les ha prohibido participar. Lo último que las autoridades deberían permitir es la presencia de fuerzas abusivas en la toma de Mosul", han indicado miembros de HRW.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies