El Centro Levada opta por no publicar sondeos sobre las elecciones en Rusia por temor a su cierre

Vladimir Putin con San Basilio al fondo
REUTERS / POOL NEW
Publicado 16/01/2018 15:49:32CET

MOSCÚ, 16 Ene. (Reuters/EP) -

El Centro Levada, la mayor firma demoscópica independiente de Rusia, ha informado este martes que ha dejado de publicar sondeos sobre las próximas elecciones presidenciales porque teme que las autoridades puedan clausurarlo por percibir injerencia por su parte.

El paso, que el Kremlin ha respaldado como necesario para cumplir con la ley, reducirá la información de fuentes abiertas sobre el sentimiento público de cara a las elecciones del 18 de marzo, en las que los sondeos auguran que el presidente Vladimir Putin obtendrá una cómoda victoria.

Levada es considerado como uno de los principales centros demoscópicos y el único que no está próximo a las autoridades, pero fue designado oficialmente como 'agente extranjero' en 2016 por su finaciación, un gesto que fue visto como un intento por limitar su acción.

Del resto de centros demoscópicos, VTsIOM es propiedad del Estado mientras que FOM, que se escindió de VTsIOM en los años 1990, ofrecen mucha investigación para la administración presidencial rusa.

Stepan Goncharov, un sociólogo de Levada, ha dicho a Reuters que su organización ha decidido suspender la publicación de sondeos por su designación como "agente extranjero". El director del centro, Lev Gudkov, ha explicado que Levada se enfrenta a multas e incluso su cierre si es acusado de infringir la ley de agente extranjero y participar en política, en declaraciones recogidas por el diario 'Vedomosti'.

"Estamos intentando entender nuestra situación", ha afirmado Goncharov, que ha precisado que Levada seguirá realizando investigación preelectoral, pero no la publicará "por ahora" a la espera de consultar con abogados. Según ha indicado, los resultados podrían publicarse después de las elecciones.

Aunque hay poco suspense sobre el resultado, la principal incógnica es la participación. Los medios han informado de que el Kremlin quiere que Putin sea reelegido con un participación de alrededor del 70 por ciento, porque cree que le daría más legitimidad.

La cuestión se ha visto politizada porque el líder opositor Alexei Navalni, al que se ha prohibido presentarse porque tiene una condena en su contra, ha lanzado una campaña con vistas boicotear la votación y rebajar la participación.

Levada había indicado previamente que un tercio de los rusos han dicho que votarían, mientras que VTsIOM ha informado de que el 70 por ciento de los rusos están seguros de votar en estas elecciones.

Al ser preguntado por la decisión de Levada, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha señalado a la prensa que al centro demoscópico le quedaban pocas opciones. "Levada es una gran organización que tiene autoridad, pero desgraciadamente, en base a la ley, es un agente (exterior) (...) y no será capaz de hacer esta línea de trabajo", ha afirmado Peskov.

La ley de agente exterior busca evitar que otros países interfieran en la política rusa, algo que Putin ha dicho que los servicios de inteligencia extranjeros están intentando hacer.