Cientos de combatientes de Chad y Sudán participan en el conflicto en Libia, según un estudio

Publicado 28/06/2017 6:31:45CET

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cientos de combatientes de Chad y la región sudanesa de Darfur participan en el conflicto en Libia, provocando el resurgimiento desde 2011 del "mercado regional de combatientes transfronterizos", según un informe de la organización Small Arms Survey.

La organización, con sede en Ginebra, ha destacado que estas personas "ofrecen sus servicios como milicianos, rebeldes, mercenarios, traficantes y bandidos", afirmando que "el fracaso de los intentos de lograr un acuerdo de paz, la falta de oportunidades económicas, la ausencia de alternativas políticas en Chad, la inestabilidad en Libia y la violencia crónica en Darfur", son parte de los principales factores que afectan a la situación.

El informe se centra en el caso de los teda o tubu, que residen principalmente en el macizo Tibesti, en el norte de Chad, así como en el sur de Libia y el noreste de Níger. Las comunidades teda han jugado papeles centrales en las rebeliones de las últimas décadas en estos tres países.

En el caso de Chad, abandonaron las armas en 2011, si bien la falta de desarrollo económico y la 'fiebre del oro' de 2012 entre la región entre Darfur y el sur de Argelia provocó tensiones violentas en la región.

"La falta de una intervención socioeconómica en las áreas de los teda (en Chad) eleva el riesgo de que las comunidades queden aún más marginadas y se ofrezcan para ser compradas (como mercenarios) en Libia y otros lugares", ha advertido Small Arms Survey.

El fácil acceso a las armas de Libia a partir de 2011, a raíz del levantamiento contra el fallecido líder libio Muamar Gadafi --capturado y ejecutado en octubre de ese año-- ha contribuido a una militarización de los teda, según el estudio.

De hecho esta comunidad, marginada durante el mandato de Gadafi, fue uno de los principales actores de los combates en Libia durante el citado levantamiento, si bien sus reclamaciones de ciudadanía han sido recibidas con hostilidad por parte de las nuevas autoridades y las comunidades árabe y tuareg.

Por ello, las milicias teda operan en el sur del país bajo diferentes mando y generalmente como grupos armados autónomos que se alían con otras fuerzas que están activas en el conflicto en el país.

Small Arms Survey ha subrayado que "la continuación de la entente chadiano-sudanesa desde 2011 ha permitido a ambos países a centrarse en los peligros en sus fronteras, particularmente los que emanan de la Libia post-Gadafi", resaltando que "sus respectivos grupos armados opositores se han establecido en territorio libio, esperando lograr apoyo de las fuerzas libias hostiles a sus gobiernos".

Por último, ha resaltado que grupos armados chadianos y las milicias 'janjawid', que operan en Darfur, han cruzado a Libia de forma regular, ofreciendo sus servicios como mercenarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies