Un ciudadano noruego detenido en Rusia por presunto espionaje admite haber desempeñado labores de Inteligencia

Publicado 23/04/2018 6:48:34CET

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

Frode Berg, un ciudadano noruego detenido en Rusia por presunto espionaje, ha admitido haber desempeñado labores de Inteligencia para las Fuerzas Armadas de Noruega, según ha confirmado este domingo su abogado, Brynjulf Risnes.

El letrado ha explicado a la cadena de televisión NRK que el exguardia fronterizo, que se encuentra bajo arresto desde que fue detenido en Moscú, la capital rusa, en diciembre, habría participado en una operación de la Inteligencia noruega como mensajero sin saber exactamente en qué consistía la misión.

"Estamos casi seguros de que lo que hizo en Rusia fue llevar a cabo, en parte, labores de Inteligencia", ha explicado el abogado, que ha indicado que su cliente siente que ha sido traicionado por aquellos que lo colocaron en dicha posición cuando trabajaba en la frontera entre Noruega y Rusia.

"No entiende las repercusiones de sus actos ni cuán peligroso podía resultar lo que estaba haciendo", ha añadido. Berg tenía consigo unos 3.000 euros en efectivo cuando fue detenido. La Policía sospecha que tenía previsto dar el dinero a un ciudadano ruso a cambio de información sobre la flota submarina nuclear de Rusia.

Risnes ha indicado a la agencia de noticias Reuters que la pena máxima por espionaje en Rusia es de 20 años de prisión, mientras que el mínimo es de 10 años.