La CNFORS recalca la necesidad de una ofensiva terrestre para derrotar de forma definitiva al Estado Islámico

 

La CNFORS recalca la necesidad de una ofensiva terrestre para derrotar de forma definitiva al Estado Islámico

Actualizado 07/12/2014 19:31:02 CET

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El líder de la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS), Hadi al Bahra, ha subrayado este jueves la necesidad del inicio de una ofensiva terrestre contra el grupo extremista Estado Islámico para repeler sus avances de forma efectiva.

"Para derrotar al Estado Islámico son necesarias tropas terrestres junto a los bombardeos de la coalición internacional para llenar el vacío que se provocaría tras la expulsión del grupo de la zonas que controla", ha dicho, en una entrevista concedida a la agencia turca de noticias Anatolia.

Asimismo, ha afirmado que para derrotar a la formación yihadista es necesaria "la coordinación entre la coalición internacional y el Ejército Libre Sirio (ELS)", al que ha definido como "la única fuerza capaz de erradicar el terrorismo y su causa, el régimen de (el presidente sirio, Bashar) Al Assad".

"Renovamos nuestro rechazo frontal al régimen de Al Assad y al Estado Islámico y nuestro compromiso para construir una Siria en la que todos sus ciudadanos puedan vivir con libertad y dignidad independientemente de su religión, secta o etnia", ha apuntado.

El Ejército de Bashar al Assad ha incrementado su campaña contra los grupos rebeldes en el oeste y el norte del país en medio de los ataques internacionales contra las posiciones del Estado Islámico en el este del país.

La semana pasada, la Casa Blanca aclaró que la posición del Gobierno de Barack Obama en Siria sigue siendo la misma, pero ha subrayado que la prioridad ahora es derrotar al Estado Islámico, respondiendo así a la polémica que se ha desatado por las críticas del secretario de Defensa, Chuck Hagel, a la estrategia de Washington en Siria.

La polémica surgió cuando se supo que Hagel había enviado un informe a la asesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Susan Rice, advirtiendo de que la ofensiva aérea en Siria estaba beneficiando a las tropas 'assadistas'.

"Sí, Al Assad podría beneficiarse", dijo Hagel a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa celebrada el jueves en el Pentágono, aunque insistió en que la postura del Gobierno de Obama sobre el régimen sirio no ha variado.

En agosto, Estados Unidos inició los bombardeos contra las posiciones del Estado Islámico en Irak y en septiembre los extendió a Siria, sin el consentimiento, pero también sin la oposición real, del Gobierno de Al Assad, a quien se llegó a señalar como posible aliado.

Estado Islámico es una organización yihadista nacida en Irak y relacionada --aunque no vinculada-- con la red terrorista Al Qaeda. Con la sublevación en 2011 contra el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, el grupo penetró en Siria y desde allí ha lanzado en las últimas semanas una ofensiva que le ha permitido hacerse con el control del norte y el oeste de Irak.

El grupo proclamó a finales de junio el Califato Islámico y nombró califa a su líder, Abú Bakr al Baghdadi. La nueva organización se declara Estado independiente y reclama que todos los musulmanes del mundo le juren fidelidad.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies