Corea del Norte enviará una orquesta formada por 140 músicos a los JJOO de PyeongChang

Aros Olímpicos de los Juegos de PyeongChang de 2018
REUTERS / KIM HONG-JI
Actualizado 16/01/2018 13:25:01 CET

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Corea del Norte y Corea del Sur han llegado este lunes a un acuerdo para enviar una orquesta formada por 140 músicos norcoreanos a los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en febrero en la localidad surcoreana de PyeongChang.

La orquesta, conocida como la Banda Samjiyon, entrará en Corea del Sur a través de la ciudad de Panmunjom, donde han tenido lugar las conversaciones de alto nivel entre ambos Gobiernos en un intento por acercar posturas y disminuir la tensión en la península de Corea.

Los gobiernos de ambos países han acordado que los músicos actúen en dos ocasiones: una en Seúl, la capital de Corea del Sur, y otra en la localidad de Gangneung, en la costa este del país, donde tendrán lugar algunas de las competiciones de los Juegos Olímpicos.

El grupo estará formado por 80 músicos y 60 cantantes y bailarines, según ha recogido la agencia de noticias Yonhap. Algunos de sus componentes podrán adoptar vestimentas más modernas que las que suelen utilizar bajo el liderazgo de Kim Jong Un.

En el marco de las conversaciones celebradas este lunes entre las partes, las autoridades norcoreanas han asegurado que sólo van a tocar canciones folclóricas coreanas que "encajen con el sentimiento de unificación que es bien conocido en ambas partes".

"Creemos que una gran sinfonía será recibida con entusiasmo. Esperamos que las conversaciones se desarrollen lentamente para ayudar a nuestra orquesta actuar bien en Corea del Sur", ha afirmado el jefe de la delegación norcoreana, Kwon Hyok Bong.

Asimismo, la orquesta también tocará música clásica, según ha informado el delegado surcoreano Lee Woo Sung, que ha indicado que las conversaciones al respecto aún no han acabado.

Seúl ha expresado que espera que la actuación sirva para "contribuir a una mejora de las relaciones entre los dos países y a una recuperación de la homogeneidad cultural de la península".

Después de años acusando a las autoridades de Corea del Sur de ser una "marioneta" de Estados Unidos, Kim utilizó su discurso de Año Nuevo para proponer a Seúl la posibilidad de enviar una delegación a los Juegos Olímpicos de Invierno, que comenzarán el 7 de febrero.

El Gobierno de Corea del Sur ha aceptado la propuesta, la cual considera una oportunidad para disminuir la tensión en la región después de que Pyongyang llevará a cabo varios ensayos balísticos y amenazara con atacar suelo estadounidense a finales de 2017.