La defensa de Lula da Silva niega la obstrucción a la justicia y desacredita la revelación de un reo confeso

Muñeco de Lula da Silva
REUTERS
Actualizado 30/07/2016 3:05:46 CET

BRASILIA, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

La defensa del expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, ha afirmado que el exmandatario no ha recibido la citación relacionada con una supuesta obstrucción de las investigaciones sobre la red de cobro de sobornos a cambio de contratos públicos de la petrolera estatal Petrobras. El abogado de Da Silva ha puesto en duda la acusación contra su cliente, obtenida a cambio de beneficios penitenciarios de un reo confeso relacionado con el caso.

Este viernes, la justicia federal de Brasil anunció que procesará a Da Silva y a otras seis personas por obstruir las investigaciones sobre la red de cobro de sobornos a cambio de contratos públicos de la petrolera estatal Petrobras.

En este sentido, el abogado del expresidente, Conrado de Almeida Prado, ha informado en una nota de prensa que cuando reciban la citación los abogados iniciarán la defensa.

"Lula ya esclareció ante la Fiscalía General de la República que jamás interfirió o intentó interferir en los testimonios relativos a Lava Jato. La acusación se basa exclusivamente en la revelación de un reo confeso y sin credibilidad, que de acuerdo con el Ministerio Público de la Federación a cambio pasó a un régimen de arresto domiciliario. Lula no se opone a cualquier investigación, si se lleva a cabo con el debido proceso y las garantías fundamentales", ha apuntado la defensa en un comunicado que ha publicado el medio brasileño 'Folha de Sao Paulo'.

El Tribunal Federal de Brasilia ha aceptado la denuncia presentada por el fiscal general, Rodrigo Janot, contra Lula, Delcidio Amaral --uno de los delatores del caso Petrobras-- y otras cinco personas, lo que les convierte en "reos en acción penal".

El líder izquierdista fue detenido en marzo en el aeropuerto de Sao Paulo para ser interrogado, tras lo cual la presidenta suspendida, Dilma Rousseff, le nombró 'súper ministro' con el objetivo de blindarlo frente a las acciones judiciales.