El Departamento de Estado quiso presionar al FBI para desclasificar un correo de Clinton

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El Departamento de Estado quiso presionar al FBI para desclasificar un correo de Clinton

Clinton
REUTERS/JIM YOUNG
Publicado 18/10/2016 3:00:36CET

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un alto cargo del Departamento de Estado de Estados Unidos trató de presionar al FBI para modificar su postura sobre la clasificación del contenido de al menos uno de los correos electrónicos privados de la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, según han denunciado varios empleados.

Según ha informado este lunes el diario 'The Washington Post', un alto cargo del FBI ha reconocido que le dijo a un empleado del Departamento de Estado que quería "estudiar" modificar la clasificación de un e-mail de Clinton si aquel, a cambio, autorizaba una solicitud del FBI para incrementar su personal en Irak.

Otro alto cargo del FBI ha descrito este acuerdo como 'quid pro quo', y ha asegurado que creía que el alto cargo del Departamento de Estado, el subsecretario de Gestión Patrick F. Kennedy, estaba interesado en "minimizar la naturaleza de clasificación de los correos de Clinton para proteger los intereses del departamento y los de Clinton".

Finalmente nada de esto llegó a ocurrir, ya que el correo quedó clasificado, como había solicitado el FBI en un principio, y el FBI no obtuvo personal adicional en Irak. Tanto el FBI como el Departamento de Estado niegan que hubiera ese acuerdo 'quid pro quo'.

Clinton está en el centro de una investigación sobre la utilización de su correo personal para asuntos oficiales durante su etapa como secretaria de Estado, entre 2009 y 2013.

El director del FBI, James Comey, sostuvo en julio que Clinton había tenido un manejo "descuidado" de sus correos electrónicos, pero optó por no presentar acusaciones en su contra.

Pero la semana pasada, una fuente confirmó a la cadena estadounidense FOX que la decisión de no presentar cargos contra la ex secretaria de Estado por el uso de un servidor privado de correo electrónico mientras estaba al cargo del departamento irritó tanto al FBI como al Departamento de Justicia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies