Detenido el exjefe de Policía de Iguala tras dos años huido

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Detenido el exjefe de Policía de Iguala tras dos años huido

Manifestación por el segundo aniversario de los 43 normalistas
REUTERS
Publicado 21/10/2016 18:58:06CET

CIUDAD DE MÉXICO, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas de seguridad mexicanas han detenido este viernes al antiguo jefe de la Policía de Iguala Felipe Flores Velázquez, huido desde hace dos años e investigado por la desaparición de 43 estudiantes 'normalistas' de Ayotzinapa.

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) ha informado de la captura en su cuenta de Twitter, donde ha confirmado que Flores fue detenido en Iguala a las 7.00 (hora local). La operación ha estado dirigida por la División de Inteligencia de Policía Federal.

La procuradora general, Arely Gómez, confía en que Flores ofrezca "una declaración fundamental para el esclarecimiento de los hechos de Iguala", aún sin aclarar.

Felipe Flores era la única persona investigada por la desaparición de los estudiantes que continuaba huida. Las autoridades ofrecían 2,5 millones de pesos (más de 120.000 euros) como recompensa para incentivar el arresto.

CASO IGUALA

Los 'normalistas' --estudiantes de Magisterio-- llegaron a Iguala el 26 de septiembre de 2014 para recaudar fondos para viajar a la capital mexicana el 2 de octubre con el fin de participar en la conmemoración de otra matanza estudiantil, la de Tlatelolco.

Según la versión oficial, ese día la esposa del alcalde tenía previsto presentar un informe de su labor al frente del Sistema de Desarrollo Integral para la Familia municipal y, ante el temor de que los estudiantes reventaran el acto, como ya había ocurrido en el pasado, el alcalde ordenó a la Policía actuar contra los 'normalistas'.

Policías de Iguala, apoyados por agentes de Cocula, interceptaron a los jóvenes a la entrada del municipio y abrieron fuego, matando a uno de ellos y dando lugar a un enfrentamiento que se saldó con seis muertos y 25 heridos.

Una vez controlada la situación, detuvieron a los 'normalistas' que no consiguieron huir, les condujeron en varios furgones policiales a los límites entre Iguala y Cocula y se los entregaron al grupo de sicarios de Guerreros Unidos. A partir de ese momento se pierde el rastro de los 43 'normalistas'.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies