Dos muertos en las protestas contra la subida de los carburantes en Haití

Disturbios en Haití
Reuters - Archivo
Publicado 08/07/2018 12:50:48CET

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Al menos dos personas han muerto en los disturbios durante las protestas contra la importante subida de los combustibles anunciado por el Gobierno. Finalmente el Ejecutivo del presidente Jovenel Moïse ha anunciado por decreto la retirada de la medida.

Los dos muertos se produjeron en el barrio de Turgeau de Puerto Príncipe al parecer por disparos de bala. Además, un grupo encapuchados linchó a un policía cuando intentaba desmontar una barricada erigida por los manifestantes.

Las protestas comenzaron el viernes en la capital tras el anuncio en redes sociales de la subida del carburante y grupos de personas tomaron espontáneamente las calles de Puerto Príncipe para expresar su desacuerdo y denunciar que Moïse está al servicio del Fondo Monetario Internacional y no del pueblo haitiano, informa el portal de noticias Haití Libre.

La protesta pronto derivó en violencia con escaparates y ventanas rotos a pedradas en los barrios de clase media de la capital. Fueron incendiados varios vehículos, incluido uno de la Policía Nacional de Haití (PNH).

Las principales calles de la ciudad quedaron bloqueadas por barricadas de neumáticos incendiados, chasis de vhículos calcinados y troncos de árboles. La mayoría de las empresas cerraron.

La situación fue especialmente tensa en Petion-ville, donde se encuentra la residencia del presidente Jovenel Moïse, en el sur de Puerto Príncipe.

RETIRADA DE LA SUBIDA

A última hora de este sábado se ha divulgado una declaración firmada por el Ministro de Economía y Finanzas, Jude Alix Patrick Salomon, y por el ministro de Comercio e Industria, Pierre Marie Du Meny, por la que se suspende el ajuste de los precios de los productos derivados del petróleo.

"Recordando que la violencia y la democracia son fundamentalmente incompatibles, el Gobierno anuncia la suspensión del ajuste de precios de los productos del petróleo hasta nuevo aviso", ha informado el primer ministro Jack Guy Lafontant en su cuenta de Twitter.

Lafontant ha condenado "vigorosamente" los "actos de violencia y vandalismo perpetrados tras el anuncio del ajuste de los precios de los productos petroleros". Además, el Lafontant ha exigido a las autoridades competentes "tomar las medidas necesarias para garantizar las vidas y los bienes en todo el territorio que las víctimas tengan justicia".