Mursi durante el juicio contra él por la fuga de Wadi Natrun: "El golpe llegará a su fin"

Publicado 24/04/2014 8:18:04CET

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El derrocado presidente egipcio Mohamed Mursi ha afirmado este miércoles durante su comparecencia en el juicio contra él por su fuga en 2011 de la cárcel de Wadi Natrun que "el golpe llegará a su fin".

"Las autoridades golpistas se han vuelto contra el sistema judicial. El aparato judicial debería ser consciente de esto", ha dicho, según ha informado el diario egipcio 'Al Masry al Youm'.

Mursi ha sido acusado junto a otras 130 miembros de la organización islamista Hermanos Musulmanes por presuntamente colaborar con el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) y el partido-milicia chií libanés Hezbolá para escapar de la prisión.

Entre los altos cargos de Hermanos Musulmanes se encuentra Mohamed Saad el Katatni, Essam el Erian, Mohamed el Beltagi y Safwat Hegazi. Asimismo, entre los acusados figuran varios miembros de Hamás y Hezbolá.

El exmandatario, junto con otros líderes de los Hermanos Musulmanes --el grupo islamista del que procede--, escaparon de una prisión el 28 de enero de 2011, después de que ésta fuera rodeada por otros dirigentes de la organización durante los 18 días que duró el levantamiento que derrocó a Hosni Mubarak.

Las autoridades interinas egipcias decidieron en diciembre declarar a Hermanos Musulmanes como una organización terrorista y le han responsabilizado de los últimos atentados e incidentes violentos registrados en el país.

Hermanos Musulmanes, que en sus bases se define como una organización islamista reformista que rechaza la violencia, fue derrocado del poder en Egipto en julio de 2013 a través de un golpe de Estado contra Mursi, quien apenas un año antes se había convertido en el primer presidente electo de la historia del país.

El golpe militar supuso el inicio de una persecución contra la organización. Las fuerzas de seguridad han matado a miles de seguidores de la organización islamista y unos 400 militares y policías han muerto, muchos de ellos en ataques de milicianos islamistas en la península del Sinaí, que hace frontera con Israel y la Franja de Gaza.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies