Erdogan dice que Afrin caerá este miércoles y las YPG le acusan de mentir

Bombardeo turco en Afrin, Siria
REUTERS / OSMAN ORSAL - Archivo
Actualizado 14/03/2018 13:27:23 CET

Un responsable gubernamental intenta matizar el mensaje del mandatario y las milicias kurdas aseguran que la región sigue resistiendo

ANKARA, 14 (Reuters/EP)

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha asegurado que la región de Afrin, en el noroeste de Siria, caerá por completo bajo control turco este miércoles por la noche, a lo que las milicias kurdas sirias Unidades de Protección Popular (YPG) han respondido acusando al mandatario de mentir sobre la situación real en la zona para engañar a su pueblo.

En un discurso ante autoridades locales en Ankara, Erdogan ha dicho que Afrin "caerá por completo esta noche" bajo dominio turco pero luego un responsable gubernamental ha querido matizar su mensaje. "La frase del discurso de nuestro presidente 'Espero que Afrin caiga por completo esta noche' debería entenderse como "El cerco será completado esta noche", ha afirmado el responsable gubernamental.

Tras el mensaje de Erdogan, las YPG han denunciado que el Gobierno turco no está siendo realista con la situación al pronosticar que la localidad de Afrin será tomada por completo este miércoles por la noche por las Fuerzas Armadas turcas y sus aliados del Ejército Libre Sirio (ELS).

"¿Van a tomar toda Afrin esta noche?", se ha preguntado el portavoz de las YPG, Nuri Mahmud. "Erdogan está mintiendo a su pueblo, no sé cómo va a suceder eso", ha explicado Mahmud, que también ha negado que sea cierto, como dice Turquía, que los civiles están siendo evacuados de Afrin.

Por su parte, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU ha denunciado que esta región del noroeste de Siria lleva una semana sin suministro de agua, desde que la principal presa de la zona cambio de manos por la ofensiva militar turca.

La OCHA ha asegurado que, desde que la presa situada en el noreste de Afrin cambió de manos, "los trabajadores locales no han podido acceder a los controles para suministrar agua". "El suministro se ha cortado", ha indicado. Desde entonces, los residentes locales han estado usando agua no tratada de pozos improvisados y se exponen al riesgo de contraer enfermedades.

SIN SUMINISTRO DE AGUA POR LA TOMA TURCA DE LA PRESA

Las YPG han afirmado que el Ejército turco se hizo con el control de la presa del lago Maydanki y la central de suministro la semana pasada. "El suministro de agua se ha cortado por completo por el control que ejerce en la instalación", ha explicado Birusk Hasaka, portavoz de la milicia kurda siria en Afrin. "Los civiles están dependiendo de los pozos para conseguir agua y no hay suficiente ni, desafortunadamente, tiene calidad suficiente para que sea potable", ha afirmado.

Desde el inicio de la guerra en 2011, las YPG y sus aliados han establecido tres regiones autónomas en el norte de Siria, incluida Afrin. Su alcance territorial se ha expandido conforme han avanzando tomando posiciones del grupo terrorista Estado Islámico con la ayuda de fuerzas militares de Estados Unidos.

El apoyo de Estados Unidos a las YPG ha contrariado a Turquía, que considera a este grupo como parte del entramado del Partido de los Trabajadores del Kurdistán, contra el que lleva varias décadas combatiendo en el sureste de Turquía, en un conflicto que ha dejado unos 40.000 muertos.