España condena el ataque perpetrado contra la MINUSCA en la capital de RCA

Publicado 11/04/2018 20:20:40CET

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de España ha condenado este miércoles el ataque perpetrado contra la Misión Unidimensional Integrada de Naciones Unidas para la Estabilización en República Centroafricana (MINUSCA), que se ha saldado con la muerte de un 'casco azul'.

"Condenamos el ataque contra @UN_CAR en Bangui, (en) República Centroafricana, donde un efectivo de la Misión de la ONU ha muerto y otros ocho resultaron heridos. Nuestras condolencias a los familiares de la víctima y deseos de pronta recuperación a los heridos", ha indicado el Ministerio de Exteriores y Cooperación a través de su cuenta en la red social Twitter.

El incidente ha tenido lugar en el barrio PK5 de la capital, Bangui, escenario durante el pasado fin de semana de una operación contra los grupos de autodefensa en la zona.

Tras dicha operación, que realizaron de forma conjunta la MINUSCA y el Ejército centroafricano el domingo, los 'cascos azules' permanecieron en la zona para "evitar una escalada de la violencia más allá del barrio". Según informó entonces la agencia Reuters, al menos un civil había muerto en los enfrentamientos en PK5.

A continuación, según el comunicado de la misión de la ONU publicado a última hora del martes y sin especificar cuándo se produjeron los hechos, "elementos fuertemente armados de grupos criminales atacaron durante cuatro horas de forma deliberada a las fuerzas internacionales, provocando una respuesta para repelerlos".

Como consecuencia de ello, nueve 'cascos azules' ruandeses resultaron heridos, uno de los cuales falleció posteriormente por las heridas mientras que otro permanece en estado crítico.

"La MINUSCA condena firmemente este nuevo odioso ataque contra las fuerzas de paz internacionales en República Centroafricana" y recuerda que "cualquier ataque contra sus efectivos podría suponer un crimen de guerra", ha subrayado en su comunicado.

Igualmente, ha llamado a un "cese inmediato de las hostilidades en el barrio PK5, que ya han provocado una pérdida significativa de vidas", al tiempo que ha reiterado su "compromiso para apoyar los esfuerzos hacia una resolución pacífica de estas tensiones".

Asimismo, la misión de la ONU ha aprovechado para apelar a la "calma" a los centroafricanos y ha dejado claro que "seguirá apoyando al Gobierno centroafricano en su esfuerzo de restablecer la ley y el orden y combatir la impunidad en el país".