El estadounidense muerto por las protestas en Etiopía era una investigadora de la Universidad de California

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El estadounidense muerto por las protestas en Etiopía era una investigadora de la Universidad de California

Policías durante una celebración religiosa de los oromos
REUTERS / TIKSA NEGERI
Publicado 06/10/2016 22:37:05CET

LOS ANGELES, 6 Oct. (Reuters/EP) -

El ciudadano estadounidense que murió esta semana en las protestas en Etiopía por las tierras del pueblo oromo ha sido identificado como Sharon Gray, una investigadora de la Universidad de California que se encontraba en la nación africana por un proyecto de biología.

El rector de la Universidad de California, Ken Burtis, ha explicado que Gray, de 31 años, era una investigadora postdoctoral que trabajaba en un proyecto del Departamento de Biología. La colega que la acompañaba ya está de camino a Estados Unidos, ha añadido.

"En nombre de todo el campus, expresamos nuestras condolencias al marido de Sharon y a su extensa familia", ha dicho Burtis. "Incluso en medio de esta tragedia, esperamos que puedan encontrar algo de alivio en su maravilloso trabajo", ha añadido.

El portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, confirmó el miércoles que un ciudadano estadounidense había muerto en Etiopía pero rehusó dar la identidad. "Expresamos nuestras condolencias", dijo en la rueda de prensa diaria.

Gray murió el martes cuando circulaba con su vehículo por las afueras de Addis Abeba. Un grupo de manifestantes apedrearon el coche provocando la muerte de la estudiante norteamericana. Según los vecinos de la zona, en los últimos días se habían producido ataques similares.

La tensión en Etiopía alcanzó un nuevo pico el fin de semana, cuando al menos 55 personas murieron a causa de la represión policial de las protestas de los oromo, que tratan de impedir que el Gobierno les arrebate las tierras que rodean la capital.

La causa de los oromo cobró notoriedad este verano, cuando el atleta etiope Feyisa Lilesa cruzó sus brazos en el aire como señal de protesta en la línea de meta de la prueba de maratón durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Naciones Unidas ha pedido a las autoridades etíopes que permitan la entrada de observadores internacionales para velar por los derechos del pueblo oromo, que representa el 25 por ciento de los 90 millones de habitantes con los que cuenta el país africano.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies