El excomandante supremo aliado ve "legítimas" las críticas de Trump a la OTAN

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El excomandante supremo aliado ve "legítimas" las críticas de Trump a la OTAN

Publicado 10/11/2016 20:07:52CET

BRUSELAS, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El excomandante supremo de la OTAN en Europa (SACEUR), almirante estadounidense retirado James Stavridis, ha defendido que las críticas del presidente electo estadounidense, Donald Trump, a la Alianza Atlántica tienen "legitimidad" y ha avisado de que el mantenimiento del liderazgo de Estados Unidos en la institución "depende de que se convenza al nuevo presidente electo de que esta Alianza es rentable".

El que fuera máximo responsable de las fuerzas estadounidenses en Europa y máximo militar responsable de las operaciones de la OTAN entre 2009 y 2013 ha dejado claro que los aliados pueden "hacer más para mejorar" la percepción de Trump de la OTAN en un artículo publicado en la revista 'Foreign Policy' y titulado "Hora de auditar la OTAN".

La Alianza Atlántica "debe presionar más rápida y decididamente a todos los países de la OTAN a alcanzar el objetivo del 2% del PIB", ha defendido el almirante de la Marina estadounidense de cuatro estrellas retirado y actual decano de la Escuela de Derecho y Diplomacia Fletcher en la Universidad de Tufts.

Sólo cinco países de la OTAN cumplirán en 2016 la meta de destinar el 2% del PIB a defensa como mínimo --Estados Unidos (3,61%), Grecia (2,38%), Reino Unido (2,21%), Estonia (2,16%) y Polonia (2%)--, según datos de julio de la OTAN, que anticipa que España será el tercer país de la OTAN que menos porcentaje de su PIB destinará, un 0,91%.

"Debe ser la norma en toda la Alianza", ha zanjado Stavridis, que ha avisado de que "los argumentos sobre la importancia de los valores compartidos como la democracia, la libertad y demás no tendrán eco".

Stavridis ha recordado que Trump nunca ha escondido su opinión "baja" de la OTAN "en su forma actual" al considerarla "obsoleta" y ha defendido una especie de "sistema paga por jugar, en el que el compromiso de América con sus aliados se mide frente a su compromiso con gastar en defensa".

"Y Washington eventualmente podría incluso cobrar a los aliados por cualquier operación militar que realice en su nombre", ha avisado.

El excomandante supremo aliado en Europa ha puesto en valor la contribución de los aliados a la coalición que lidera Estados Unidos contra el Estado Islámico si bien ha admitido que "británicos, holandeses, canadienses, estonio y franceses están participando más en los combates que otros" y ha defendido que "usar el cuartel general de operaciones especiales de la OTAN, sus crecientes cibercentros, especialmente en Estonia, y sus centros de fusión de inteligencia robustos es eficiente y pragmático".

También ha defendido que la OTAN se centre más en las capacidades contra los ciberataques, las fuerzas especiales y los aviones no tripulados o drones y la posibilidad de "ampliar su flota de aviones no tripulados, que ya están utilizándose para vigilar el Mediterráneo". "El cibercuartel y el cuartel general de operaciones especiales, los ejercicios y el entrenamiento deben ser todos reforzados. Y todo esto se podría hacer a cargo de los europeos", ha defendido.

Asimismo, ha defendido que la OTAN incluya a socios como Japón, Australia, Nueva Zelanda, Finlandia, Suecia, Austria y Colombia en sus operaciones de forma "regular" porque forjar asociaciones con socios para responder a los desafíos de seguridad como el Estado Islámico, los ciberataques de Rusia y la creciente tensión en el Ártico "aumentarían la relevancia de la Alianza".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies