Los expertos de la CIDH denuncian posibles torturas a detenidos por el caso Iguala

Protesta por la desaparición de 43 'normalistas' en Iguala
Reuters
Publicado 27/04/2016 23:28:31CET

CIUDAD DE MÉXICO, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha denunciado este miércoles que 17 detenidos por su presunta implicación en la desaparición de 43 'normalistas' (estudiantes de magisterio) en Iguala habrían sufrido tortura.

El GIEI ha indicado en un informe oficial que estas 17 personas tenían lesiones menores cuando fueron arrestadas pero que tras su paso por el Ministerio Público federal sufrían varias lesiones graves que sugieren que habrían sufrido torturas.

Cinco sicarios de Guerreros Unidos que han confesado su participación en la desaparición de los 43 'normalistas' han asegurado que fueron torturados por agentes públicos, según recoge el diario mexicano 'Milenio.

Entre ellos está Agustín García Reyes, 'El Chereje', que en el momento de la detención tenía un moratón y dos horas después tenía hasta 30 lesiones, de acuerdo con el informe médico. El sicario dice que le golpearon y le pusieron una bolsa en la cabeza durante el interrogatorio.

El Consejo Internacional de Rehabilitación de Víctimas de Tortura (IRCT), a quien el GIEI pidió una segunda opinión, afirma que "hay indicios suficientes de que los detenidos pueden haber sufrido tratos crueles, inhumanos o degradantes o tortura".

El IRCT ha considerado que estos indicios "debieron haber desencadenado en una investigación conforme con los estándares de diligencia establecidos por la normativa internacional de protección de los Derechos Humanos".

La Procuraduría General de la República (PGR) ha admitido que investiga supuestas torturas a 66 personas relacionadas con el caso Iguala, de las cuales 34 sotienen que fueron víctimas de agentes del Estado. Sin embargo, el GIEI ha matizado que "solamente ha ordenado informes muchos meses después" de conocer los hechos.

El GIEI ha denunciado múltiples irregularidades en la investigación sobre la desaparición de los 43 'normalistas', lo que ha llevado a las autoridades mexicanas a impedir que los expertos internacionales sigan colaborando en las pesquisas.

Los investigadores de la CIDH han desmontado la versión oficial de la PGR sobre el caso Iguala, sugiriendo que la desaparición de los jóvenes, hace año y medio, podría estar relacionada con las rutas de la droga en el estado de Guerrero.

La PGR sostiene que los 'normalistas' fueron víctimas de una venganza política del alcalde Iguala. El regidor local se los habría entregado a Guerreros Unidos presentándolos como miembros de una banda rival y los sicarios les habrían matado e incinerado en la vecina Cocula.