La falta de acceso a zonas de Somalia controladas por Al Shabaab supone una amenaza a niños desnutridos, según una ONG

 

La falta de acceso a zonas de Somalia controladas por Al Shabaab supone una amenaza a niños desnutridos, según una ONG

Sequía en Somalilandia
FEISAL OMAR / REUTERS
Publicado 29/06/2017 7:43:36CET

NAIROBI, 29 Jun. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

La falta de acceso a zonas de Somalia afectadas por la hambruna y controladas por la milicia islamista Al Shabaab supone una amenaza para la vida de decenas de miles de niños que sufren malnutrición, según ha alertado la organización no gubernamental Save the Children.

La organización ha señalado que la desnutrición aguda grave, frecuentemente mortal sin la atención necesaria, "se ha disparado" y es superior al triple del límite de emergencia del dos por ciento en el distrito de Mataban, en la región de Hiiraan (oeste).

"Aumentar la entrega de servicios a todos los afectados es un desafío, ya que hay cerca de dos millones de personas que viven en áreas controladas por Al Shabaab", ha dicho el director de Save the Children para Somalia, Hasán Nur Saadi. "Llevarles ayuda no es fácil", ha agregado.

Al Shabaab gobernó gran parte del centro y el sur del país hasta 2011, cuando fueron expulsados de la capital, Mogadiscio. Ese año murieron 260.000 somalíes a causa de la hambruna, la sequía, el conflicto y la falta de acceso a la ayuda humanitaria.

Saadi ha destacado que las lluvias caídas en lo que va de año no son suficientes para garantizar el cultivo, agregando que parte del ganado está muriendo, lo que deja en situación complicada a muchas familias.

"Cuando los animales mueren no hay comida, ni leche ni bienes para conseguir dinero y comprar comida", ha relatado.

Según datos del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), más de 275.000 niños se verán expuestos este año a malnutrición aguda severa, lo que ha llevado a Saadi a recalcar que es necesario entregarles ayuda para evitar que "sean propensos a enfermedades oportunistas". "Podrían morir por enfermedades o de hambre", ha alertado.

Desde noviembre de 2016 un total de 714.000 somalíes han huido de sus viviendas a causa de la sequía, uniéndose al millón de personas que ya se encontraba desplazada en el país.

Por su parte, Médicos Sin Fronteras (MSF) ha atendido a más de 7.000 niños con malnutrición aguda severa en el área desde enero, con 67 muertos en junio, cifras que son las más altas en los últimos diez años.

"Se está desarrollando una grave emergencia humanitaria", ha dicho la portavoz de MSF Rosie Slater en un correo electrónico enviado a la Thompson Reuters Foundation.

El presidente de Somalia, Mohamed Abdullahi Mohamed, declaró a finales de febrero la situación de desastre nacional a causa de la sequía, con el objetivo de "hacer frente a la emergencia humanitaria en todas las zonas afectadas".

El mandatario, conocido como 'Farmajo', apeló a la comunidad internacional "para que responda urgentemente ante esta calamidad para ayudar a familias e individuos a recuperarse de los efectos de la sequía para evitar una tragedia humanitaria".

La enorme escasez de lluvias que sufre la vasta región de África Oriental desde hace meses ha supuesto una enorme dificultad no sólo para los agricultores, sino también para los ganaderos, que no pueden alimentar a sus animales debido a la falta de cosechas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies