La FAO alerta de que el hambre mundial aumenta y se revierte la tendencia de los últimos años

Una tienda de semillas
SHAILESH ANDRADE/REUTERS
Publicado 03/07/2017 17:56:00CET

ROMA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, ha alertado de que el número de personas afectadas por el hambre en el mundo ha aumentado desde 2015, lo que pone en riesgo años de progreso, y ha señalado que al menos el 60 por ciento de la población más vulnerable vive en países azotados por el conflicto y el cambio climático.

Graziano da Silva, en el discurso inaugural de la Conferencia Bianual de la FAO ha señalado que la agencia ha identificado hasta 19 países en una situación de crisis prolongada, en ocasiones acrecentada por fenómenos climáticos adversos como sequías o inundaciones. Entre ellos, ha advertido del alto riesgo de hambruna que corren 20 millones de personas en el noroeste de Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen.

Los medios de subsistencia de estas personas, la mayoría procedentes de áreas rurales, han sido perturbados y "muchas de ellas no han tenido más opción que engrosar las cifras del sufrimiento de la migración", ha denunciado Graziano da Silva. "Es muy importante asegurar que estas personas tengan las condiciones para seguir produciendo su propia comida. Las personas en las áreas rurales más vulnerables no pueden quedarse atrás, especialmente los jóvenes y las mujeres", ha declarado.

Durante su discurso, ha defendido el trabajo que la FAO, el Programa Mundial de Alimentos y el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola, realizan de manera conjunta para "ayudar a las personas más vulnerables". "La paz es, por supuesto, la clave para poner fin a estas crisis, pero no podemos esperar a que la paz actúe", ha añadido.

Desde el 3 al 8 de julio tendrá lugar la Conferencia de la FAO, el máximo órgano de gobierno de la agencia que cada dos años examina y vota el programa de trabajo y los presupuestos y establece los asuntos prioritarios en relación con la alimentación y la agricultura mundiales. Al evento asisten cerca de 1.100 participantes, entre ellos un jefe de Estado y un primer ministro, 82 ministros y numerosos representantes de organizaciones internacionales, de empresas privadas y de la sociedad civil.

Las prioridades de la FAO para los próximos dos años son el fomento de la agricultura sostenible, la lucha contra el cambio climático, la reducción de la pobreza, la falta de agua, la asistencia durante los movimientos migratorios y en las zonas rurales en conflicto. Además, se mantiene el apoyo a los proyectos que ya están en marcha en sectores como la nutrición, la pesca, la reforestación y la resistencia contra diferentes tipos de microbios.

"COMPROMISO POLÍTICO PARA ERRADICAR EL HAMBRE"

"El compromiso político firme para erradicar el hambre es fundamental, pero no es suficiente", ha declarado Graziano da Silva, y ha añadido que "el hambre solo será derrotada si los países trasladan sus promesas a la acción, especialmente a nivel nacional y local".

El primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, se ha referido a las regiones en riesgo de hambruna -el noreste de Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen- que padecen "la peor crisis alimentaria desde la Segunda Guerra Mundial" y ha pedido a la comunidad internacional no resignarse, "sino hacer esfuerzos renovados y extraordinarios". Ha descrito el objetivo de 'Hambre Cero' de Naciones Unidas como una manera de "lograr la paz, la justicia, la igualdad y preservar el mundo para el futuro".

Además, ha dedicado una parte de su intervención a pedir al resto de países que "compartan" la carga italiana de las llegadas masivas de migrantes a sus costas para ser "fiel a la historia, principios y civilización" de Europa. "Pero los esfuerzos de desarrollo deben ir más allá de responder a las emergencias", ha advertido Gentiloni. "No podemos salvar a la gente poniéndolos en campamentos. Para salvar vidas, tenemos que salvar sus medios de subsistencia", ha insistido.

El papa Francisco ha anunciado que visitará las instalaciones de la FAO el Día Mundial de la Alimentación, el 16 de octubre. A través de declaraciones del secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, ha apoyado la agencia de la FAO y ha enfatizando en la necesidad de solidaridad y reconocimiento de los Derechos Humanos. "Todos somos conscientes de que la intención de asegurar a todos su pan de cada día no es suficiente. Es imperativo que reconozcamos que todos tienen derecho a la alimentación", ha apuntado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies