Al Fatá aprueba los términos del proceso de reconciliación con Hamás

Contador
Publicado 09/10/2017 3:38:44CET

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Revolucionario de Al Fatá y el Comité Central del movimiento han aprobado este domingo los términos del proceso de reconciliación entre el grupo y el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás).

Durante la sesión, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha afirmado que lograr la reconciliación nacional "requiere tiempo", reiterando que sólo debe haber una autoridad y una fuerza armada en Cisjordania y la Franja de Gaza.

En este sentido, Abbas ha destacado que para lograr la unidad debe existir únicamente un programa político fundamentado en la agenda de la Organización para la Liberación Palestina (OLP).

Asimismo, ha indicado que únicamente Egipto, quien está llevando a cabo tareas de mediación entre Al Fatá y Hamás, puede tener palabra en el proceso, si bien ha agregado que Jordania puede jugar un papel positivo.

Por su parte, el alto cargo de Hamás Salá Bardawil ha indicado que el grupo participará en cualquier gobierno de unidad que se forme en el futuro, según ha informado la agencia palestina de noticias Maan.

"Tenemos la voluntad de promover un acuerdo pacífico y el valor para asumir las responsabilidades que deriven del mismo. Necesitamos que la gente se una al movimiento para aliviar los sufrimientos de nuestro pueblo y hacer frente a la ocupación israelí con unidad", ha añadido.

Bardawil se ha pronunciado además sobre la voluntad de Hamás de mantener su brazo armado, lo que se ha convertido en el principal obstáculo en el proceso de reconciliación, recalcando que este punto no es negociable.

Las declaraciones de Abbas y Bardawil han llegado apenas dos días del nuevo encuentro de las delegaciones de Al Fatá y Hamás en la capital de Egipto, El Cairo, para avanzar en el proceso de reconciliación.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, criticó el martes la iniciativa de reconciliación lanzada por las dos principales facciones palestinas, en la medida en que considera que el acercamiento de Al Fatá a Hamás es "a costa de la existencia" de Israel.

Netanyahu lanzó un mensaje "muy simple" a "quien quiera reconciliarse". "Reconoced el Estado de Israel, desmantelad el brazo armado de Hamás, cortar lazos con Irán, que pide nuestra destrucción", enumeró.

El discurso de Netanyahu coincidió con la reunión de los ministros de la Autoridad Palestina en la Franja de Gaza, por primera vez en tres años. La visita forma parte de un nuevo acercamiento entre Hamás y Al Fatá que permitiría avanzar en la creación de un gobierno de unidad y en la celebración de nuevas elecciones.

Tras ello, el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, afirmó que "Israel y Estados Unidos deben reconocer el Estado palestino en las fronteras de 1967", una vez puesta en marcha la reconciliación política en Palestina.

"Algunos en Israel y Estados Unidos han pedido a Hamás que reconozca Israel. En lugar de ello, Israel y Estados Unidos deben reconocer el Estado de Palestina en las fronteras de 1967 y con Jerusalén Este como capital", recalcó.

TRASPASO DE PODERES EN GAZA

A pesar de que Hamás ha aceptado ceder sus responsabilidades administrativas al Gobierno de unidad --formado hace tres años-- su brazo armado, las Brigadas Izzeldin al Qassam, continúa siendo una fuerza dominante en la Franja.

Abbas declaró el lunes en la cadena de televisión egipcia CBC que sólo puede haber "un Estado, un régimen, una ley y un brazo armado" en la Franja de Gaza, haciendo referencia a su postura de que la seguridad en el enclave debería estar bajo el mando de la Autoridad Palestina.

En un intento de presionar a Hamás para que cediera su control sobre Gaza, Abbas paralizó los subsidios de electricidad al enclave en junio, una medida que ha provocado grandes cortes eléctricos en la Franja durante todo el verano. El presidente palestino también retuvo los salarios de casi todos los funcionarios del enclave.

"Todo tiene que estar en manos de la Autoridad Palestina, que debe ser la que controle los cruces fronterizos", aseguró Abbas. Tanto Israel como Egipto mantienen un bloqueo parcial sobre Gaza, alegando que es por motivos de seguridad.

Según varios acuerdos previos, más de 3.000 miembros de las fuerzas de seguridad de Al Fatá deberían haber sido integrados de manera gradual en la Policía de Gaza, controlada por el Ministerio del Interior que lidera Hamdalá. El brazo armado de Hamás, de acuerdo con los expertos, cuenta con cerca de 25.000 hombres.

El primer ministro palestino, Rami Hamdalá, anunció el lunes la creación de varios comités para gestionar los asuntos principales relacionados con el traspaso de poderes por parte de Hamás, incluida la administración de los puestos fronterizos y la situación de los empleados de la Autoridad Palestina en Gaza.

Las facciones tienen aún que acordar una fecha para la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias, así como lograr un pacto sobre la situación de los entre 40.000 y 50.000 funcionarios contratados por Hamás desde 2007.

Cisjordania y la Franja de Gaza están separadas administrativamente desde 2007 debido a los enfrentamientos registrados tras la victoria de Hamás en los comicios celebrados en 2006. Desde entonces, la formación islamista controla la Franja, mientras que Al Fatá controla Cisjordania.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies