Humberto de la Calle augura que será más difícil firmar la paz con el ELN

 

Humberto de la Calle augura que será más difícil firmar la paz con el ELN

Guerrillero del ELN
CARLOS VILLALON/GETTY
Publicado 08/03/2017 9:02:45CET

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El jefe negociador del Gobierno para el proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Humberto de la Calle, ha augurado que será más difícil firmar el fin de la guerra con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) debido a su estructura federal.

En una entrevista concedida a Europa Press, De la Calle ha admitido cierto "paralelismo" entre el diálogo con las FARC, que concluyó con un acuerdo de paz en 2016, tras cuatro años de negociaciones, y el que recién arranca en Quito con el ELN, la segunda guerrilla del país.

Ambos, explica, han comenzado en medio de enormes dificultades por la falta de confianza entre las partes, forjada durante más de medio siglo de guerra que ha dejado un reguero de ocho millones de víctimas, la gran mayoría civiles.

En el caso de las FARC, los negociadores del Gobierno lograron encauzarlo hacia un "diálogo franco", una opción aún lejana en la mesa de conversaciones con el ELN, que se retrasó un año por desacuerdos entre las partes.

"También hay diferencias muy grandes", subraya. La principal es que "las FARC son básicamente un ejército con líneas de mando claras" que hace que los subordinados acaten las órdenes de sus superiores, en este caso para avanzar hacia la paz. En cambio, el ELN "tiene unas líneas de mando bastante federalizadas", que hace más difícil alcanzar consensos.

En el ELN "hay mayor autonomía de los frentes, incluso en términos de mando", indica. "Lo que muestran los informes de Inteligencia es que algunos de sus jefes no se sienten demasiado cómodos con un proceso de negociaciones", revela.

Esto puede hacer que la búsqueda de la paz sea "más compleja" pero De la Calle se muestra optimista. "Creo que el ELN entenderá la necesidad de dar el paso a la vida civil, no solo por razones militares (el Estado puede concentrar sus acciones en ellos), sino porque históricamente va siendo cada vez más claro que el uso de las armas no es la manera de transformar la sociedad", sostiene.

De la Calle recuerda que este mensaje, transmitido en bloque por la comunidad latinoamericana, fue lo que empujó a las FARC a la mesa de negociaciones porque "se dieron cuenta de que las armas terminan favoreciendo el 'statu quo'" contra el que dicen luchar.

"Este mensaje tiene que llegar también al ELN", confía el ex vicepresidente colombiano y posible aspirante a la Casa de Nariño en 2018. "Pienso que lograremos sacar adelante la paz con esta guerrilla, aunque puede que con enormes desafíos", afirma.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies