Los huthis aseguran que el acuerdo anunciado por Hadi es "aceptable"

Actualizado 22/01/2015 17:20:55 CET

DUBÁI, 22 Ene. (Reuters/EP) -

Los rebeldes huthi de Yemen han acogido con beneplácito las concesiones propuestas por el Gobierno sobre compartir el poder, pero sus hombres armados aún mantenían posiciones fuera de la residencia del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, quien seguía siendo un prisionero virtual en su casa.

Hadi dijo el miércoles que está dispuesto a aceptar las demandas de los huthi, que incluyen un cambio constitucional, cediendo a la presión del grupo chií cuyos combatientes tomaron el palacio presidencial esta semana, después de capturar a un colaborador del mandatario.

Un miembro del politburó de los huthi ha señalado que las concesiones de Hadi están en línea con un acuerdo de paz que su grupo, cuyo nombre oficial es Ansarulá, firmó con otros partidos políticos cuando tomaron la capital Saná en septiembre, una medida que ayudó a fortalecer la posición de los rebeldes como ostentadores de facto del poder en Yemen.

"El último acuerdo es una serie de medidas pautadas para implementar el acuerdo de paz y de asociación, lo que muestra que Ansarulá no estaba planeando minar el proceso político", ha señalado el miembro del politburó Mohamed al BuJaiti a Reuters. "El acuerdo es satisfactorio porque confirma lo que es más importante en el acuerdo de asociación", ha añadido.

La retirada de los hombres armados y la liberación del colaborador presidencial Ahmed Awad bin Mubarak podría ocurrir en los próximos tres días, si las autoridaes se comprometen a implementar completamente el acuerdo, ha precisdo Al Bujaiti.

La medida de los rebeldes para generar influencia provocó caos en Yemen y llevó a un cambio en su compleja red de alianzas tribales, religiosas y regionales. Además, los huthi son jugadores importantes en la lucha regional entre la vecina Arabia Saudí y la chií Irán.

Sospechando la complicidad iraní, las autoridades musulmanes suníes en Riad cortaron la mayor parte de su ayuda financiera a Yemen después de la toma de la capital por parte de los huthi.

ANUNCIO DE HADI

Hadi dijo el miércoles que está dispuesto a aceptar las demandas de un cambio constitucional y de compartir el poder con los huthi. En un comunicado, confirmó que el borrador de Constitución está sujeto a enmienda y dijo que todas las partes han acordado que el Gobierno y las instituciones estatales, escuelas y universidades deberían retomar rápidamente su trabajo.

También afirmó que los huthi habían acordado dejar su residencia privada y el palacio presidencial. Pero la capital seguía este jueves mayormente cerrada, según testigos, aunque el aeropuerto y el puerto en la ciudad sureña de Aden reanudaron sus operaciones hoy.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies