Japón espera que China y Rusia jueguen un "importante papel" tras el último lanzamiento de un misil en Corea del Norte

 

Japón espera que China y Rusia jueguen un "importante papel" tras el último lanzamiento de un misil en Corea del Norte

Vladimir Putin y Xi Jinping
POOL NEW
Publicado 06/07/2017 7:38:56CET

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El viceembajador de Japón ante Naciones Unidas, Yasuhisa Kawamura, ha asegurado este miércoles que el Gobierno nipón espera que China y Rusia jueguen un "importante papel" tras el último lanzamiento de un misil balístico intercontinental por parte de Corea del Norte.

Tras la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU convocada con carácter urgente para la tarde del miércoles, Kawamura ha recordado ante los medios de comunicación que Japón, Estados Unidos y otros países de Occidente apoyan una resolución para imponer más sanciones a Pyongyang, pero que China y Rusia son más reacios a ello.

En este contexto, ha señalado que todos los estados miembro deben reconocer que Pekín y Moscú pueden tener un importante papel, según ha recogido la cadena NHK.

Los Gobiernos ruso y chino han planteado objeciones ante las opciones militares presentadas, principalmente, por la representante de Estados Unidos ante el órgano, Nikki Haley.

Por un lado, el viceembajador de Rusia ante la ONU, Vladimir Safronkov, ha pedido que se excluya "la posibilidad de tomar medidas militares para resolver los problemas en la península de Corea", medida que es igual de inaceptable para Moscú que el ahogamiento económico a Pyongyang.

Entretanto, el embajador de China ante el organismo internacional, Liu Jieyi, ha seguido la línea de su colega ruso y si bien ha asegurado que Pekín "siempre se ha opuesto firmemente al caos y el conflicto" en la península coreana, "los medios militares no pueden ser una opción" en esta situación.

En medio de esta situación, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, ha advertido de que la situación se está deteriorando pero ha asegurado que es necesario impulsar un diálogo con Corea del Norte y no preocuparse, aunque ya se esté preocupado, por un posible conflicto armado en la región.

El lanzamiento tuvo lugar días después de la reunión entre el presidente surcoreano y su homólogo estadounidense, Donald Trump, en Washington, en la que el estadounidense dio oficialmente por terminada la era de la "paciencia estratégica".

Hace dos semanas, Corea del Norte llevó a cabo una nueva prueba con misiles como parte de su programa para desarrollar un proyectil de alcance intercontinental, según informaron a Reuters fuentes estadounidenses. También a principios de junio Pyongyang lanzó una serie de proyectiles desde su costa este.

Corea del Norte justifica su escalada nuclear y militar por la necesidad de defenderse de lo que considera movimientos provocadores de Corea del Sur y Estados Unidos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies