Jordania mantendrá una postura "positiva" ante el traslado al país de tropas alemanas desde Incirlik

Publicado 22/06/2017 2:30:20CET

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Jordania ha asegurado este miércoles que mantendrá una postura "positiva" ante la decisión de la cámara baja del Parlamento de Alemania de retirar a las tropas desplegadas en una base turca y trasladarlas al país árabe.

El portavoz del Gobierno jordano, Mohamad Momani, ha destacado "los profundos lazos a todos los niveles entre Jordania y Alemania", agregando que los mismos "están sufriendo un rápido crecimiento que beneficia a ambos países".

Asimismo, ha recordado que Jordania y Alemania son "miembros activos de la coalición antiterrorista" contra el grupo yihadista Estado Islámico, según ha informado el diario local 'The Jordan Times'.

La cámara baja del Parlamento alemán ha aprobado la retirada de las tropas desplegadas en la base de Incirlik, en el sur de Turquía, después de que las autoridades turcas vetasen la visita a la zona de un grupo de diputados alemanes.

El Bundestag ha lamentado "que no se den las condiciones para la permanencia" de los militares en dicha base, donde se encuentran 280 efectivos. En el texto aprobado, los parlamentarios han instado a completar cuanto antes el traslado de este contingente a otras instalaciones en Jordania.

El Bundestag --responsable último de las Fuerzas Armadas en Alemania-- también ha defendido el derecho de sus miembros a tener acceso a las tropas desplegadas en el extranjero, después de que Ankara condicionase la visita a Incirlik a un cambio de actitud por parte de Berlín.

A mediados de mayo, la canciller alemana, Angela Merkel, tildó de "desafortunada" la decisión de Turquía de prohibir por segunda vez la visita de diputados alemanes a las tropas de su país estacionadas en dicha base aérea.

"Se le ha dejado claro a Ankara a través de varios canales. El Bundeswehr es un Ejército parlamentario. Por eso, es absolutamente necesario que haya visitas de nuestros diputados a nuestros soldados", indicó entonces.

Unos 260 soldados alemanes están destacados en la base de Incirlik como parte de la alianza internacional contra Estado Islámico. La mayoría cumple misiones de reconocimiento con cazabombarderos del tipo 'Tornado' o de abastecimiento de las fuerzas que combaten contra los yihadistas en Siria e Irak.

El año pasado, una delegación de parlamentarios alemanes recibió primero la negativa de visitar a las tropas, pero posteriormente Ankara dio luz verde. Las relaciones se enfriaron entonces al reconocer el Parlamento alemán como genocidio la matanza masiva de armenios durante el Imperio Otomano.

Durante este año, la tensión bilateral ha aumentado a consecuencia de la campaña en torno al referéndum celebrado el 14 de abril en Turquía para modificar la Constitución y ampliar los poderes del presidente del país, Recep Tayyip Erdogan.

Las autoridades alemanas prohibieron los mítines de miembros del Gobierno turco en el país, lo que llevó a Erdogan a decir que las decisiones de Berlín en este sentido eran "no muy diferentes a las que se tomaban durante el periodo del nazismo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies