Un joven con un disparo en la cabeza, tercer muerto en las protestas contra Mursi

Actualizado 27/11/2012 19:12:42 CET

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Ahmed Naguib Mohamed Ali, un joven de 18 años de edad que recibió un disparo en la cabeza, ha sido declarado muerto, con lo que se ha convertido en la tercera víctima mortal en los enfrentamientos con la Policía de manifestantes que protestan en Egipto contra el decreto presidencial aprobado el jueves pasado por el presidente del país, Mohamed Mursi, ha informado el diario 'Al Masri al Youm'.

El Centro Al Nadeem por la Rehabilitación de las Víctimas de la Violencia ha confirmado el fallecimiento de Alí este lunes por el disparo que había recibido en la cabeza durante los enfrentamientos con agentes antidisturbios de la Policía.

La activista Mona Seif ha indicado que el hospital de la Media Luna Roja, al que fue trasladado Alí, ha recibido más de un caso de manifestantes que tienen heridas de bala en la parte superior del cuerpo consecuencia de los enfrentamientos con agentes de Policía registrados frente a la Embajada de Estados Unidos en El Cairo el domingo, ha informado el diario 'Youm7'.

El periódico oficial del partido Wafd ha explicado que el Ministerio de Salud egipcio no tiene constancia de que se hayan registrado heridos por disparos de bala ni ha contabilizado la muerte del activista Alí.

La muerte de Alí ha coincidido el lunes con la celebración de los funerales por la muerte del activista del movimiento juvenil 6 de Abril Gaber Salá, de 17 años, y del miembro de Juventudes de Hermanos Musulmanes Islam Fathy, de 15 años.

Salá murió el domingo por la gravedad de las heridas sufridas durante las manifestaciones de noviembre en recuerdo a los manifestantes abatidos por la Policía en 2011 en plena revuelta contra el anterior presidente, Hosni Mubarak, mientras que Fathy falleció por una pedrada recibida cuando se manifestaba a favor del presidente Mursi la semana pasada.

Desde el inicio de las manifestaciones contra el decreto presidencial aprobado el jueves pasado y las contramanifestaciones de apoyo a Mursi, el Ministerio del Interior ha asegurado que los agentes de Policía no están empleando munición real contra las protestas. En concreto, el titular del departamento, Ahmed Gamal Eddin, ha dejado claro que los agentes destacados en la sede ministerial sólo disponen de gases lacrimógenos.

En una entrevista concedida al diario estatal 'Al Ahram', el ministro ha acusado a los manifestantes de ser quienes están disparando con perdigones contra los participantes en las protestas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies