Juncker ve "escandaloso" que la UE haya reducido su ayuda al desarrollo

 

Juncker ve "escandaloso" que la UE haya reducido su ayuda al desarrollo

European Commission President Juncker gestures as he looks on before the Eastern
REUTERS
Actualizado 03/06/2015 13:37:34 CET

BRUSELAS, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha considerado "escandaloso" e "inaceptable" que los países hayan reducido su ayuda al desarrollo por la crisis económica, "incluidos países europeos", y les ha instado a subirla hasta el 0,7 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), tal y como la UE se comprometió a hacer hace años.

"Es escandaloso que muchos países han corregido a la baja el nivel de su ayuda pública al desarrollo", ha denunciado Juncker en el arranque de las Jornadas Europeas de Desarrollo este miércoles en Bruselas.

"No es aceptable que muchos países, incluidos europeos, hayan reducido el nivel de su ayuda pública al desarrollo. Las restricciones presupuestarias en nuestros países por la crisis económica y financiera que nos azota llevan muy frecuentemente a la desesperanza, es decir, a la muerte en otros países en el planeta", ha incidido.

OBJETIVO 0,7% DEL PIB

El exprimer ministro luxemburgués ha elogiado a Luxemburgo por destinar "más del 1 por ciento" de su PIB a la ayuda al desarrollo y ha reiterado que "lograr que todos los países de la Unión Europea" destinen el 0,7 por ciento del PIB al desarrollo "sigue siendo un objetivo permanente". "Y nos implica para el periodo post 2015", ha zanjado.

"Hará falta que los países europeos corrijan su ayuda al desarrollo al alza", ha remachado el presidente de la Comisión Europea, cuyo país es el único junto con Suecia, Dinamarca y Reino Unido que ya cumple o supera el objetivo del 0,7 por ciento. "El 67 por ciento de los europeos creen que la ayuda pública al desarrollo debería aumentarse", ha justificado además.

Juncker ha insistido en la necesidad de ayudar a los más vulnerables y ha dejado claro que la parte más rica del mundo debe hacer más y ello no es "un ejercicio de caridad bien pensante", aunque los países emergentes también deben sumarse al esfuerzo.

LOS PROBLEMAS DE LOS MENOS DESARROLLADOS SON TAMBIÉN NUESTROS

"Los problemas de los que están menos desarrollados también son nuestros problema. Todos estamos en el mismo barco", ha defendido el exprimer ministro luxemburgués, que ha dejado claro que la inestabilidad en estos países afecta "directamente" a Europa, una "realidad de facto".

El presidente de la Comisión Europea ha apelado a la necesidad de no dar "lecciones a otros" y promover "un verdadero partenariado en beneficio mutuo" entre el Norte y Sur, en pie de igualdad, y "rechazar un mundo bipolar" en el que solo avanza una parte y el otro recula.

Aunque ha admitido "progresos significativos y resultados tangibles" para reducir al 12% el porcentaje de la población mundial que vive por debajo de la pobreza con menos de un euro al día, ha insistido en que todavía una de cada ocho personas se acuesta "con el estómago vacío".

"Esto no es aceptable", ha subrayado, apelando a la "obligación" de todos de cambiar esta situación, al tiempo que ha dejado claro que los esfuerzos serán "en vano" si no se respetan los Derechos Humanos, que "son indivisibles en todo el mundo".

"Es la razón por la cual la Comisión que presido ha propuesto recientemente una Agenda Europea de Inmigración", ha apostillado Juncker, que ha dejado claro que "la Comisión no cambiará su posición por las resistencias a nuestras posiciones de algunos Estados miembro" en alusión al polémico sistema de cuotas que ha propuesto para el reparto de demandantes de asilo entre países de la UE.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies