Kilicdaroglu llama "dictador" a Erdogan y le acusa de interferir en el Poder Judicial

 

Kilicdaroglu llama "dictador" a Erdogan y le acusa de interferir en el Poder Judicial

El líder del CHP, Kemal Kiliçdaroglu inicia una marcha de Ankara a Estambul
REUTERS / STRINGER .
Publicado 20/06/2017 19:42:29CET

CAMLIDERE (TURQUÍA), 20 Jun. (Reuters/EP) -

Kemal Kilicdaroglu, líder del principal partido opositor de Turquía, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), ha acusado este martes al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de interferir en el Poder Judicial y le ha llamado "dictador" durante una marcha para protestar contra la condena a 25 años de prisión a un parlamentario de la oposición por espionaje.

Kilicdaroglu convocó la semana pasada una marcha de 425 kilómetros en protesta por la condena contra Enis Berberoglu por enviar un vídeo a un periódico de la oposición que muestra cómo la agencia de Inteligencia turca transporta armas a Siria. Berberoglu es el primer parlamentario encarcelado del CHP tras el intento de golpe de Estado de 2016.

"Siempre estaré en el lado de la Justicia. Si alguien me dice que mis derechos son un favor, voy a hablar de su dictadura. Digo que eres un dictador", ha dicho el líder del CHP dirigiéndose a Erdogan en un discurso.

Sus comentarios han sido una respuesta a las críticas de Erdogan en las que el presidente aseguró que la justicia debe buscarse en el Parlamento y que el CHP tiene permitido llevar a cabo la marcha como un favor del Gobierno.

El presidente turco ha comparado a los manifestantes con aquellos que llevaron a cabo el intento de golpe de Estado y aseguró que "no deben sorprenderse si reciben una invitación del Poder Judicial", a lo que Kilicdaroglu respondió acusando a Erdogan de intentar influir en los jueces.

Kilicdaroglu también ha condenado las purgas del Gobierno, nombrando a varios académicos que asegura que han sido despedidos de sus cargos sin ninguna razón y preguntando por qué los periodistas están siendo encarcelados.

Desde el intento de golpe de Estado del 15 de julio, más de 50.000 personas han sido detenidas y alrededor de 150.000 despedidas o suspendidas de su trabajo. Según el sindicato de periodistas turco, alrededor de 160 periodistas están encarcelados en Turquía y las autoridades han cerrado 130 medios de comunicación.

Los grupos defensores de los Derechos Humanos y algunos países occidentales han expresado su preocupación por el creciente autoritarismo en el país. El Gobierno turco ha asegurado que este tipo de medidas son necesarias debido a las fuertes amenazas de seguridad a las que se enfrenta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies