El líder de Hezbolá asegura que reforzará su presencia en Siria

Hasán Nasralá
AZIZ TAHER / REUTERS
Publicado 20/05/2016 20:59:50CET

BEIRUT, 20 May. (Reuters/EP) -

El líder de Hezbolá, Hasán Nasralá, se ha comprometido este viernes a reforzar la presencia del partido-milicia chií libanés en Siria y a enviar más altos cargos al conflicto, tras la muerte en combate de un comandante militar.

La muerte de Mustafa Badreddine, que Hezbolá atribuye a un ataque perpetrado por rebeldes suníes cerca de Damasco, ha sido uno de los golpes más duros que ha recibido el partido-milicia apoyado por Irán.

Hezbolá es el partido político y militar más potente de Líbano y junto a las fuerzas iraníes y rusas ha supuesto un apoyo crucial para el Ejército sirio de Bashar al Assad. Se estima que el partido-milicia ha perdido a más de mil combatientes en los cinco años de conflicto.

"Ninguna muerte de uno de nuestros líderes nos apartará de la batalla. Esta preciada sangre nos empujará a una presencia mayor, más fuerte y más sofisticada", ha declarado Hasán Nasralá en un discurso emitido en directo a través de la televisión oficial Al Manar. "Nos quedamos en Siria. Enviaremos más líderes que antes. Estaremos presentes en diferentes formas también", ha añadido sin especificar más al respecto.

VARIOS COMANDANTES MUERTOS

Nasralá ha asegurado que Badreddine había estado involucrado en el planeamiento de una ofensiva para capturar territorio en manos de los rebeldes al sureste de Damasco. El Gobierno sirio y Hezbolá han logrado grandes avances en esa área.

Badreddine dirigía operaciones militares en Siria y era un comandante muy valorado desde la década de los 90, ya que fue responsable del fraccionamiento de algunas redes de espionaje israelíes.

Hezbolá ha tenido que insistir en que Badreddine no murió a causa de un ataque israelí, ya que se han difundido rumores que culpaban a Israel. Pero por otro lado, el grupo político-militar ha asegurado que si Israel intentara atacarles, llevarían a cabo represalias.

Al menos cuatro líderes importantes de Hezbolá han muerto en Siria desde enero de 2015. También han muerto algunos líderes iraníes a causa de los combates contra insurgentes sirios o de ataques perpetrados por Israel.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies