Francia alaba el "gesto humanitario" de España y se ofrece a "ayudar"

Emmanuel Macron
REUTERS / POOL NEW
Actualizado 12/06/2018 16:11:25 CET

El ministro de Exteriores galo insta a Italia a replantearse su postura por la distancia entre el 'Aquarius' y Valencia

PARÍS, 12 (EUROPA PRESS)

El Gobierno francés ha agradecido este martes el "gesto humanitario" de España al ofrecerse a acoger el barco de rescate 'Aquarius', con 629 personas a bordo, y se ha ofrecido a "ayudar", si bien ha instado a las autoridades italianas a replantearse su rechazo para garantizar la seguridad de todos los migrantes y refugiados.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, se ha referido a la polémica durante la reunión del Consejo de Ministros, durante la cual ha recriminado al Ejecutivo italiano su "cinismo" e "irresponsabilidad" por negarse a recibir en alguno de sus puertos al 'Aquarius', gestionado por las ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée.

El mandatario galo ha recordado que, de acuerdo al Derecho Internacional, "en caso de peligro, es la costa más próxima la que tiene que asumir la responsabilidad de acogida". En este sentido, ha señalado que Francia habría permitido la llegada del 'Aquarius' si hubiese sido el país más cercano, según el portavoz del Gobierno, Benjamin Griveaux.

El tema también ha salido a colación durante una sesión de control en la Asamblea Nacional, en el marco de la cual se han pronunciado el primer ministro, Edouard Philippe, y el titular de Exteriores, Jean-Yves Le Drian. Ambos han dado las gracias a España por su "gesto humanitario".

"Evidentemente, estamos dispuestos a ayudar a las autoridades españolas para acoger y para analizar la situación de los que están sobre el barco para que se puedan beneficiar del estatuto de refugiado", ha subrayado Philippe, que ha recibido aplausos de parte de la cámara al aludir al gesto del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

En este sentido, ha subrayado que "Francia no renunciará a sus obligaciones internacionales" y ha señalado a Italia, que "ha elegido no cumplir". Así, aunque ha admitido las "dificultades" por las que han atravesado España y otros países del sur de Europa en estos últimos años por la llegada de migrantes, ha apelado a los compromisos suscritos.

Philippe ha considerado el caso del 'Aquarius' un episodio "extremadamente cruel" dentro de un contexto que no es nuevo, por lo que ha insistido en la necesidad de buscar un consenso. El primer ministro francés ha recalcado que la solución al problema migratorio "solo puede ser europea" y ha confirmado que Macron y la canciller de Alemania, Angela Merkel, tratarán el tema en la reunión que mantendrán sus respectivos gobiernos la próxima semana.

TRES PRINCIPIOS

Le Drian, por su parte, ha llamado a conjugar los principios de humanidad, de respeto del Estado de Derecho y de "pragmatismo", en base a los cuales Italia seguiría siendo el destino deseado para desembarcar a las más de 600 personas que viajan a bordo del Aquarius.

El jefe de la diplomacia francesa ha aclarado que su Gobierno "no ha rechazado intervenir", pero ha exigido a las autoridades italianas "que revisen su postura y acojan a los refugiados presentes en el barco". "El tiempo de viaje hasta Valencia sería demasiado largo dada la situación humanitaria a bordo", ha añadido.