Merkel dice que la pena de muerte no es motivo para impedir "un trabajo estrecho" con Egipto

 

Merkel dice que la pena de muerte no es motivo para impedir "un trabajo estrecho" con Egipto

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi
REUTERS
Actualizado 03/06/2015 17:58:04 CET

BERLÍN, 3 Jun. (Reuters/EP) -

La canciller alemana, Angela Merkel, ha aclarado que está en contra de la pena de muerte aplicada en Egipto pero al mismo tiempo ha argumentado que las diferencias en "cuestiones complejas" no deben impedir que haya "un trabajo estrecho" en otros ámbitos, como el comercial.

"Hay cosas en las que tenemos opiniones diferentes, que incluyen, por ejemplo, que bajo ninguna circunstancia debe condenarse a muerte, ni siquiera si hay preocupación por una actividad terrorista", ha dicho Merkel en una rueda de prensa con el presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi.

"Pero creo que si queremos ser socios y resolver las cuestiones complejas, tenemos que ser capaces de hablar sobre estas cosas", ha considerado. "Esto no significa que no podamos trabajar muy estrechamente en otros asuntos", ha defendido.

Al Sisi, por su parte, se ha limitado a recalcar la división de poderes en Egipto. "La canciller Merkel ha hablado conmigo sobre la pena de muerte. Respetamos al Poder Judicial y, conforme a la Constitución, no podemos comentar sus decisiones", ha dicho.

A pesar del tono conciliador de ambos, la rueda de prensa conjunta ha acabado a gritos de "asesino" por parte de un grupo de 50 manifestantes que se han concentrado a las puertas de la Cancillería alemana para expresar su rechazo a Al Sisi.

Aunque apenas ha trascendido información sobre el contenido de la reunión entre Merkel y Al Sisi, se sabe que han hablado de temas de seguridad y económicos. La empresa alemana Siemens espera cerrar un acuerdo millonario para suministrar energía.

La visita de Al Sisi a Alemania ha estado rodeada de polémica desde su anuncio. El presidente del Bundestag, Norbert Lammert, ya adelantó que no recibiría al presidente egipcio debido al "increíble número de penas de muerte" dictadas durante su mandato.

Además, el activista egipcio Mohamed Motfy ha denunciado que el martes fue detenido en el aeropuerto internacional de El Cairo justo cuando se disponía a coger un avión hacia Berlín para hablar en el Bundestag sobre Derechos Humanos.

En vísperas de esta visita, los tribunales egipcios han decidido igualmente posponer su decisión definitiva sobre la pena de muerte a la que fue condenado el ex presidente egipcio Mohamed Mursi el pasado 16 de mayo por "conspirar con milicias extranjeras".

El Gobierno de Al Sisi, que ganó las elecciones de hace un año tras liderar el golpe de Estado contra Mursi de 2013, ha emprendido una campaña contra Hermanos Musulmanes que se ha traducido en decenas de penas de muerte y detenciones.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies