La ministra de Defensa alemana reconoce que la última crisis de gobierno casi derriba al Ejecutivo de Merkel

Ursula von der Leyen
VINCENT KESSLER/REUTERS - Archivo
Publicado 07/07/2018 11:49:41CET

BERLÍN, 7 Jul. (DPA/EP) -

La ministra de Defensa de Alemania, Ursula von der Leyen, ha reconocido sin paños calientes la gravedad de la crisis abierta en las últimas semanas en el seno del bloque conservador que lidera la canciller Angela Merkel y que amenazaba con derribar al Gobierno.

"Ambos vimos el precipicio", ha indicado la conservadora en una entrevista publicada hoy por los diarios del grupo de medios Funke al ser preguntada por el riesgo de ruptura entre la Unión Cristianodemócrata (CDU) y su rama bávara, la Unión Cristianosocial (CSU), a cuenta de la política migratoria tras cerca de 70 años integrando un mismo grupo político.

"Básicamente, se trataba de decidir si queríamos buscar soluciones de forma unilateral o de forma conjunta en Europa y esta cuestión se ha resuelto de forma muy clara", ha insistido la política de la CDU, bastante cercana a la canciller Merkel.

En medio de un enfrentamiento que mantuvo en vilo al país, dado que tenía capacidad para hacer saltar por los aires el gobierno de Merkel, el ministro del Interior y líder de la CSU, Horst Seehofer, amenazó con expulsar de Alemania de forma unilateral a los migrantes que quisiesen entrar en la potencia europea.

Esta medida en solitario no era del gusto de la canciller, que se mostraba partidaria de lograr un consenso con el resto de países miembros de la Unión Europea (UE) que se viesen afectados por las devoluciones llevadas a cabo en zonas fronterizas germanas.

En momentos de gran tensión entre ambas alas del bloque conservador, el dirigente de la pujante región de Baviera y miembro de la CSU, Markus Söder, llegó a pregonar a los cuatro vientos que "los tiempos de un multilateralismo ordenado está llegando a su fin", unas declaraciones que generaron gran preocupación en la capital alemana, dado que contradicen las líneas maestras que guían la política exterior de Merkel.

En este sentido, Von der Leyen entiende que muchos ciudadanos duden de que Merkel y su ministro del Interior puedan seguir trabajando y confiando el uno y el otro tras la "dura batalla" librada.

"Pero Angela Merkel y Horst Seehofer son auténticos profesionales. Ellos saben que, incluso cuando uno tiene una opinión diferente, siempe debe buscar una solución para la causa común", precisó.

La ministra de Defensa también se mostró confiada en que otros países de la UE acepten finalmente acoger migrantes que sean expulsados en la frontera de Alemania. "Queremos alcanzar un acuerdo con Grecia antes de que termine el mes", anunció al tiempo que recordó que Italia desea que el resto del bloque le preste su ayuda. "La solidaridad europea sigue siendo muy importante para quien gobierna en Roma", indicó.

Las cúpulas de los tres partidos de la coalición de la canciller alemana -la CDU, la CSU y el Partido Socialdemócrata (SPD)- alcanzaron en la noche del jueves un acuerdo para frenar la llegada de refugiados al país y poner fin, por lo menos de momento, a una crisis en el seno del bloque conservador que amenazaba con derribar al Gobierno.