Morales, preparado con "buen ánimo" y pendiente de las "noticias internacionales" de cara a su operación en Cuba

Evo Morales
REUTERS
Actualizado 31/03/2017 1:31:30 CET

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ya se encuentra en la capital de Cuba, donde será sometido a una breve intervención quirúrgica con el objetivo de extirparle un nódulo en la garganta.

El ministro de la Presidencia, René Martínez, ha asegurado que el mandatario se encuentra con "buen ánimo" de cara a la operación, que durará cerca de 15 minutos. "Hace unos minutos terminamos de hablar con el presidente. Hay buen humor, buen ánimo", ha explicado, en declaraciones a TeleSur.

"Estuvo, además, haciendo seguimiento de noticias, no solamente del país sino también internacionales, a espera de que mañana tengamos ya la jornada principal específica de la cirugía", ha agregado.

La intervención a Morales tiene lugar en un momento de tensión entre Bolivia y Chile, que llevan días enfrentados por la detención de nueve funcionarios aduaneros bolivianos en suelo chileno. En este contexto, las autoridades chilenas han expulsado a un periodista boliviano que iba a cubrir la detención y han denegado el visado al ministro de Defensa, lo que ha incrementado aún más la tensión existente.

Esta situación ha provocado una serie de enfrentamientos verbales entre ambos Gobiernos, con las autoridades bolivianas acusando al Gobierno de Michelle Bachelet de utilizar prácticas "pinochetistas".

Asimismo, la operación de extirpación del nódulo del presidente también coincide con la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela de asumir por completo las competencias de la Asamblea Nacional, controlada por la coalición opositora desde diciembre de 2015, por considerar que ésta actúa en desacato.

La decisión de Caracas, considerada por la oposición como un golpe de Estado, ha provocado toda una serie de críticas por parte de diferentes Gobiernos de la región.

Durante el mes de marzo, el líder indígena viajó a Cuba para someterse a una "evaluación médica rutinaria" por un problema persistente de garganta. Desde La Habana (Cuba), Morales reconoció que los médicos le habían descubierto "un pequeño nódulo en las cuerdas vocales" que, si bien podría haber sido extirpado ya, se decidió posponer debido al tratamiento que se le había puesto.

A principios de febrero, el mandatario ya tuvo que cancelar parte de su agenda tras arrastrar, durante al menos tres semanas, un problema en la garganta. El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, anunció entonces que Morales había sido "obligado" a acudir al médico para "hacerse reparar la garganta".

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, matizó posteriormente que Morales había estado "durante más de un mes y medio tratándose en Bolivia con más de cinco especialistas en el área de otorrinolaringología", tras lo cual decidió viajar a Cuba para recibir tratamiento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies