El régimen de Mubarak, absuelto de complicidad en las muertes de la Primavera Egipcia

Hosni Mubarak saluda a sus simpatizantes tras su absolución
Foto: ASMAA WAGUIH / REUTERS
Actualizado 29/11/2014 11:21:27 CET

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal egipcio ha absuelto al ex presidente egipcio, Hosni Mubarak, así como al ex ministro del Interior, Habib el Adly, de los cargos de complicidad en las muertes de los manifestantes durante la Primavera Egipcia de 2011.

Mubarak y el resto de defendidos habían sido condenados a cadena perpetua en junio de 2012 precisamente por estos cargos, pero sus abogados apelaron con éxito y el nuevo juicio comenzó en abril de 2013.

A pesar de que el juez cifró los fallecidos durante la revolución en 239, las estimaciones de ONG apuntan a que más de 800 personas perdieron la vida --y más de 6.400 resultaron heridas-- en el transcurso de los enfrentamientos que finalmente acabaron con el derrocamiento de Mubarak.

Termina así un juicio histórico, el primero contra un antiguo jefe de estado árabe --con éste presente-- desde el inicio de las protestas que sacudieron la región a partir de diciembre de 2010 y que, a juicio de la ONG Human Rights Watch, "podría haber supuesto un precedente en el ámbito de la lucha contra los abusos a los derechos humanos y por la defensa de un estándar justo en el proceso judicial".

Además Mubarak y sus dos hijos, Alaa y Gamal, han sido absueltos de los cargos de corrupción que pesaban sobre ellos por una polémica venta de gas a Israel, por debajo de los precios de mercado en connivencia con el empresario Hussein Salem.

Junto a Mubarak, que también ha sido absuelto de cargos de corrupción por una polémica venta de gas a Israel, han sido absueltos El Adly y seis de sus ayudantes, según ha dictaminado el juez, que hará públicos esta tarde los motivos de su veredicto, recibido con júbilo por los simpatizantes del ex presidente a las puertas del tribunal.

El veredicto, sin embargo, no implica que Mubarak abandone la cárcel, ya que en estos momentos cumple una condena de tres años de prisión por la apropiación de fondos públicos. El Adly también permanecerá en prisión, tras haber sido condenado a siete años de cárcel en mayo de 2011 por lavado de dinero.

DIPLOMÁTICOS ANTICIPAN ESCASA REPERCUSIÓN FRENTE A LA IRA DE TWITTER

Fuentes diplomáticas occidentales han restado importancia al impacto del veredicto. "Mubarak ha dejado de ser la historia principal de este aunto. Le pueden guardar rencor por tal o cual cosa, pero ya no es el enemigo", ha estimado un ex embajador occidental en El Cairo al diario 'Al Ahram'.

Si bien no se descartan protestas de los partidarios de la ilegalizada organización de los Hermanos Musulmanes --de donde procede el ex presidente Mohamed Morsi, sucesor de Mubarak, expulsado del poder por el poderoso Ejército egipcio--, no parece que estas manifestaciones vayan a tener un importante impacto según los diplomáticos consultados.

Sin embargo, estas declaraciones contrastan con la indignación en las redes sociales. "Deja vu", escribía una usuaria de Twitter en relación al que ha sido calificado como juicio del siglo en Egipto.

La escritora Mona Eltahawy, por su parte, ha estimado que este veredicto no hace sino prolongar el estatus quo."Fingir que el juicio de Mubarak terminaría de otra forma es vivir en una ilusión. Abre los ojos, Egipto. El régimen sigue intacto", escribió.

Hasán Patel, periodista de la cadena árabe Al Yazira, se preguntó, por su parte, si el veredicto significa la "muerte de la Primavera Árabe".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies