La MUD pide que no se obedezcan las decisiones del Gobierno y convoca "la gran protesta nacional permanente"

 

La MUD pide que no se obedezcan las decisiones del Gobierno y convoca "la gran protesta nacional permanente"

El diputado de Primero Justicia Julio Borges.
REUTERS
Publicado 21/06/2017 7:53:41CET

MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha reclamado este martes que no se obedezcan las decisiones del Gobierno de Venezuela, reiterando su llamamiento a mantener las protestas pacíficas en el país.

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, ha indicado que la postura de la MUD se fundamenta en el artículo 333 de la Constitución, que contempla que la Carta Magna "no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella".

"En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia", indica el citado artículo.

Así, Borges ha afirmado que el Gobierno está "al margen de la Constitución", recalcando que "su autoridad y decisiones son insconstituciones y no pueden ser reconocidas ni obedecidas por nadie, de acuerdo al articulo 350 de la Constitución".

"El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los Derechos Humanos", dice dicho artículo.

Por ello, Borges ha pedido a la población que se organice para lo que ha descrito como "la gran protesta nacional permanente", según ha informado el diario venezolano 'El Universal'.

La tensión política en Venezuela alcanzó un nuevo pico el pasado marzo, cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) despojó de sus poderes a la Asamblea Nacional --controlada por la oposición desde 2016-- y dejó sin inmunidad parlamentaria a los diputados.

El Gobierno de Nicolás Maduro ordenó dar marcha atrás en ambas decisiones, algo que el TSJ cumplió, pero la oposición y la Organización de Estados Americanos (OEA) consideran que se ha producido una "ruptura del orden constitucional" que requiere elecciones anticipadas.

Desde entonces, la MUD no ha dejado de convocar manifestaciones multitudinarias que han acabado en duros enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Gobierno y oposición se han acusado mutuamente de armar a civiles para desatar la violencia.

Maduro ha convocado una Asamblea Constituyente por considerar que es la única forma de devolver la paz a Venezuela. La MUD, por su parte, ha denunciado que de esta manera el 'chavismo' pretende consumar el "autogolpe" que comenzó con las polémicas sentencias del TSJ.

La Asamblea Constituyente estará formada por 500 "ciudadanos" que serán elegidos en las próximas semanas "a través del voto universal, directo y secreto", de los cuales la mitad, 250, saldrán de sectores de marcado corte oficialista, según ha detallado Maduro.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies