Muere un niño durante un enfrentamiento entre militares y manifestantes en el norte de Togo

Togo.
REUTERS
Publicado 21/09/2017 0:45:11CET

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un niño de diez años ha muerto este miércoles en el marco de los enfrentamientos registrados en la localidad togolesa de Mango (norte) entre militares y manifestantes que reclaman la salida del poder del presidente, Faure Gnassingbé.

El Ministerio de Seguridad y Protección Civil ha publicado un comunicado confirmando el fallecimiento y acusando a miembros del opositor Partido Nacional Panafricano (PNP) de la "violencia" registrada durante la manifestación.

"Esta voluntad de enfrentamiento se tradujo en la mañana en agresiones contra seguidores del partido (gubernamental) Unión por la República (UNIR) que se reunían en una escuela católica de Mango", ha señalado.

Así, ha indicado que el niño ha muerto por disparos efectuados por seguidores del PNP, agregando que otras diez personas han resultado heridas de bala, y que los sucesos se han saldado con varios vehículos incendiados.

Sin embargo, la organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) ha sostenido que el niño ha muerto por disparos efectuados por militares que intervinieron para dispersar la protesta en la localidad, confirmando que los manifestantes han destruido bienes privados y públicos.

François Patuel, investigador de AI para África Occidental, ha señalado que "pese a las declaraciones de las autoridades a favor de la calma, la represión de las manifestaciones por parte de las Fuerzas Armadas continúa en Togo".

Patuel ha reclamado la apertura de "una investigación independiente e imparcial sobre las circunstancias de la muerte (del niño) y del uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad".

"Las autoridades deben garantizar que las Fuerzas Armadas no son desplegadas en el marco de las operaciones de mantenimiento del orden", ha recalcado, denunciando además el bloqueo de la aplicación de mensajería WhatsApp desde la jornada del martes.

Las manifestaciones fueron convocadas por la oposición después de que el Parlamento anunciara el martes que las reformas constitucionales presentadas por el Gobierno de Togo para limitar el número de mandatos presidenciales serán decididas en referéndum.

La legislación del país africano contempla que, en caso de que las reformas constitucionales no consigan la aprobación del 80 por ciento de los parlamentarios, deberán ser sometidas a una votación popular.

La votación se saldó sin la mayoría suficiente debido al boicot de la oposición, que denuncia que el proyecto de ley --que limita a dos mandatos de cinco años el periodo en el que puede estar en el cargo el presidente-- parece no afectar a Gnassingbé, quien ya está en su tercer mandato.

Cientos de miles de personas se han manifestado durante las últimas semanas en el país para protestar contra el presidente y reclamar su dimisión.

Estas protestas llevaron al Gobierno a presentar a principios de septiembre ante el Parlamento un borrador de ley sobre una reforma constitucional similar a la rechazada hace dos años por el Parlamento, dominado por el partido gubernamental.

En agosto, dos manifestantes murieron y otros trece resultaron heridos después de que las fuerzas de seguridad abrieran fuego para dispersar una manifestación.

Gnassingbé lleva en el poder desde 2005, tras la muerte de su padre Gnassingbe Eyadema, quien estuvo al frente del país durante 38 años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies