Mujeres sirias instan a la ONU a abordar durante las conversaciones de paz la situación de miles de detenidos en Siria

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, con mujeres sirias
PIERRE ALBOUY / REUTERS
Publicado 23/02/2017 19:13:14CET

GINEBRA, 23 Feb. (Reuters/EP) -

Un grupo de mujeres sirias ha instado este jueves a Naciones Unidas a incluir en las conversaciones de paz sobre Siria la situación en la que se encuentran las miles de personas que han desaparecido o han sido detenidas de forma ilegal en el país.

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, se ha reunido con ellas tras varios encuentros con delegaciones gubernamentales y miembros de la oposición. "Me han transmitido el mensaje de que, cuando hablemos del futuro de Siria, no debemos olvidar a aquellos que han sido detenidos o se encuentran en paradero desconocido", ha señalado De Mistura.

"Hay miles de madres, viudas e hijas que esperan que este aspecto se resuelva con éxito en el marco de las negociaciones", ha indicado De Mistura, que ha aseverado que "pueden estar seguras de que hablaremos de los detenidos, los desaparecidos y los secuestrados".

"Nosotras, como representantes de las familias, exigimos que aquellos que hayan sido detenidos de forma ilegal sean puestos en libertad", han indicado las mujeres sirias, que han mostrado decenas de fotografías de familiares presos.

"Estoy casada con un detenido. Fue arrestado dos semanas antes de que nos casáramos el 15 de marzo de 2012. Diez meses después fue trasladado a la prisión de Adra, en Damasco. Nos casamos en la cárcel", ha manifestado Noura Ghazi, que visitó a su marido semanalmente durante tres años hasta que fue desplazado a un "lugar desconocido en octubre de 2015".

"Había un rumor de que lo habían condenado a pena de muerte. No sé nada más al respecto", ha afirmado Ghazi, una abogada defensora de los Derechos Humanos que ha definido a su marido como un "activista pacífico".

Fadwa Mahmud, una disidente de 63 años, solicitó refugio en Berlín, la capital de Alemania, en 2015, después de estar tres años buscando a su marido, Abdulaziz al Khayer, líder del ilegalizado Partido de Acción Comunista, y a su hijo, Maher Tahan.

"Lloro todos los días. Trabajaré en esto hasta que no quede ni un sólo detenido en Siria. No es únicamente por mi marido y mi hijo", ha señalado Mahmud.

El presidente de la Red Siria para los Derechos Humanos, Fadel Abdul Ghany, ha indicado que al menos 92.000 personas se encuentran bajo custodia policial, entre las cuales hay cerca de 4.000 mujeres y unos 2.500 niños. "Se trata de una estrategia del régimen para destruir la sociedad", ha manifestado Ghany.

Alrededor de 8.000 personas se encuentran retenidas por miembros del grupo terrorista Estado Islámico, mientras que los grupos rebeldes que conforman el Ejército Libre Sirio han detenido a unas 2.400 personas. "Tenemos que encontrar una forma de lidiar con esto para lograr una mejora de esta situación durante las negociaciones", ha indicado Ghany.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies