El negociador jefe de Damasco rebaja expectativas sobre el resultado de las conversaciones de paz

El jefe de la delegación negociadora siria, Bashar Jaafari
POOL NEW / REUTERS
Publicado 04/03/2017 12:51:51CET

MOSCÚ, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El negociador jefe del Gobierno de Damasco en la recién terminada ronda de conversaciones de Ginebra, Bashar al Jaafari, ha declarado que el "único" resultado que se ha sacado en limpio tras ocho días de encuentros ha sido una promesa para seguir dialogando, en una declaración que rebaja las expectativas despertadas por el enviado de la ONU, Staffan de Mistura, quien ayer anunció cierto grado de acuerdo entre las partes con vistas a una solución política a la guerra en Siria.

"Lo único que hemos conseguido en este encuentro ha sido un consenso sobre los puntos a tratar en próximas discusiones", ha declarado Al Jafaari, quien volvió a insistir en que su Gobierno lamenta que esté intentando dialogar con varios frentes opositores.

"Deberíamos poder negociar con una oposición unificada", ha declarado el diplomático sirio. "Queremos una oposición que represente a Siria, y no a otros países", ha añadido antes de confirmar su presencia en la nueva ronda de conversaciones en Astaná, la capital de Kazajistán, auspiciadas por Rusia y Turquía y en la que se trata el desarrollo del alto el fuego en Siria entre Gobierno y rebeldes.

"Sí que vamos a participar", ha confirmado Al Jaafari a la agencia oficial de noticias rusa, RIA Novosti, sobre la próxima reunión en Astaná que se celebrará a mediados de marzo.

Ayer, tanto una parte de la oposición siria como De Mistura, señalaron un principio de acuerdo sobre futuros diálogos a partir de cuatro puntos consistentes en la creación de un Gobierno de unidad, la redacción de una nueva Constitución, la celebración de elecciones libres y garantías de seguridad frente a la amenaza del terrorismo. De Mistura indicó que el paso siguiente debería ser un "acuerdo marco" con vistas a esta solución negociada.

"Tenemos una agenda clara delante de nosotros, dividida en cuatro cestas: un Gobierno no sectario e inclusivo, la redacción de una nueva Constitución, la celebración de elecciones libres y justas bajo supervisión de la ONU y la redacción de medidas que garanticen la seguridad y refuercen la lucha antiterrorista", ha declarado De Mistura.

"La verdad es que me siento contento con la idea de que todas las partes han asumido que pueden tolerar estos puntos de diálogo", ha remarcado De Mistura.

Para apaciguar los temores de la oposición a que los grupos rebeldes armados acabaran formando parte de lo que Siria y sus aliados denominan como "grupos terroristas", De Mistura recalcó que "según los estándares de Naciones Unidas solo existen dos organizaciones terroristas en Siria: Estado Islámico y (el antiguo) Frente al Nusra".

Los ocho días de conversaciones se han centrado en la discusión de los llamados "12 puntos esenciales para una solución política en Siria", presentados por De Mistura hace un año en Ginebra, y basados en la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU, texto fundacional de los esfuerzos para el final dialogado del conflicto sirio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies