Oxfam alerta de que la temporada de lluvias podría llevar a Nigeria, Níger y Chad a un punto crítico

Una mujer tranporta agua hasta el campamento de Pulka, Nigeria.
OXFAM INTERMÓN/PABLO TOSCO
Publicado 03/07/2017 8:09:37CET

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Oxfam Intermón ha alertado este viernes de la posibilidad de que la estación de lluvias agrave la crisis humanitaria de la región del Lago Chad, donde las limitaciones de acceso a las personas necesitadas podría producir un brote de enfermedades que llevaría a Nigeria, Níger y Chad a un punto crítico.

Con motivo del comienzo de la temporada de lluvias en los países de la región del Lago Chad como Nigeria, Níger y Chad, Oxfam ha hecho un llamamiento de alerta ante el peligro al que se enfrentan en los próximos meses 2,4 millones de personas desplazadas. La lluvia ha provocado la alarma entre las agencias humanitarias, que ven limitado el acceso y se ven en la obligación de suspender su actuación en algunas zonas.

La ONG ha asegurado que la estación es un gran desafío en Níger y Chad, donde las condiciones de las carreteras son ya deficientes. En Chad, además, los refugios ya de por sí precarios se verán seriamente perjudicados, ha subrayado la ONG.

La coordinadora de emergencias de Oxfam en la región del Lago Chad, Danielle Lustig, ha asegurado que "hay millones de personas en una situación extremadamente frágil y vulnerable, que han vivido horrores inimaginables y sufren algún grado de desnutrición". "En los próximos meses podrían pagar un precio muy alto a menos que podamos responder a sus necesidades urgentes", ha añadido Lustig.

Además, los meses entre junio y agosto suponen escasez en la mayoría de las zonas de producción agrícola y durante este periodo crece el número de personas que requieren asistencia alimentaria. En Nigeria 5,2 millones están en riesgo de desnutrición.

GARANTIZAR EL AGUA LIMPIA

Según ha denunciado Oxfam, las campamentos carecen de infraestructuras de higiene y saneamiento de buena calidad y con la temporada de lluvias estas condiciones podrían empeorar provocando enfermedades como la fiebre tifoidea, el cólera, la malaria y la hepatitis E, que se transmiten por el agua.

En Níger ya se han registrado más de 30 muertes por hepatitis E, principalmente de mujeres embarazadas, y cientos de personas de la región de Diffa están afectadas. También se han detectado casos de esta enfermedad en el norte de Nigeria, en la frontera con Níger.

Oxfam Intermón está acelerando la construcción de instalaciones de saneamiento de agua suficientes antes de que la temporada de lluvias dificulte el acceso a la población desplazada y a las comunidades de acogida. "Ahora, más que nunca, es clave garantizar agua limpia", ha asegurado la ONG.

En Rann, en el noreste de Nigeria, la ONG está realizando labores de prevención contra el cólera a través de la promoción de la higiene, la provisión de kits y la capacitación de voluntarios.

MILES DE DESPLAZADOS

En los últimos meses se ha producido un aumento significativos del número de retornados desde el campo de refugiados de Minawao en Camerún. Entre el 30 de abril y el 31 de mayo, aproximadamente 12.000 personas se trasladaron a Banki y alrededor de 5.000 personas se trasladaron a Pulka, ambas en Nigeria.

En la actualidad, la población no puede contar con más de cinco litros de agua por persona y día, lo que está muy lejos del estándar mínimo humanitario de 15 litros. Diversas organizaciones humanitarias han denunciado constantemente condiciones indignas e inseguras en la pequeña ciudad.

Oxfam Intermón ha recomendado que se coordinen los desplazamientos de la población para garantizar el acceso a una asistencia segura y a tiempo. Además, la ONG ha instado a las autoridades a que "garanticen que todos las personas se desplacen en condiciones seguras y dignas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies